Entradas

XII Caña ReGenera: ¿Cuidar la naturaleza o aprender de ella? Una historia de amor y odio

El próximo viernes 8 de enero, tendrá lugar la próxima Caña ReGenera que tratará sobre nuestra (difícil) relación con la naturaleza. El encuentro tendrá lugar en la Cafetería Felicidad (Barrio del Carmen en Murcia), a las 19.00.

¿Cuidar la naturaleza o aprender de ella? Una historia de amor y odio

Es ser humano fue y sigue siendo un especie más en un mundo poblado por más de 8 millones de especies distintas. Sin embargo, hace unos 10.000 años algo cambió: el ser humano pasó de vivir en tribus nómadas que cazaban y recolectaban el alimento que producía la naturaleza, a crear asentamientos en los que el ser humano domesticaba la naturaleza a través de la agricultura y la ganadería. Desde entonces, y particularmente desde la Revolución Industrial, se ha ido incrementando el grado en el que el ser humano alteraba los ecosistemas, a medida que se intensificaba el uso de nuevas tecnologías y fuentes de energía. El cambio climático, la pérdida de biodiversidad, la desertificación, la escasez de agua dulce o la devastación de los océanos son claros síntomas de la modificación que el ser humano ha causado en la naturaleza. A partir de los años 70, muchos científicos y especialistas llevan alertando de un posible colapso de la civilización humana, como consecuencia de la escasez de recursos naturales unido a la degradación de nuestro patrimonio natural. Pese a que en el mundo occidental se ha desarrollado una mayor la conciencia ambiental, no hay evidencias de un cambio en nuestra manera de relacionarnos con la naturaleza. Por poner un ejemplo, para el año 2050 se estima que la población mundial será de unos 9.000 millones de personas, lo que requerirá casi duplicar la producción de alimento. Sin embargo, la disponibilidad actual de nuevas tierras fértiles, agua o fertilizantes no permitiría producir esta cantidad de alimento siguiendo el modelo agrícola y ganadero actual.

 abejas_produccion_miel
En esta Caña ReGenera queremos debatir sobre las posibles causas de la difícil relación que el ser humano mantiene con la naturaleza, así como posibles soluciones que, desde nuestra acción diaria, podrían cambiar reconducir esta relación hacia la armonía y el equilibrio.
Algunas preguntas que se tratarán serían (además de las que podáis aportar las personas que asistan):
  • ¿Debemos cuidar la naturaleza o aprender de ella?
  • Estrategias de concienciación y cambio: ¿Concienciación a través de la advertencia (sin sigues contaminando pagarás las consecuencias) o de la inspiración (cómo construir un mundo mejor)?
  • ¿Qué papel ha jugado o podría jugar la globalización a la hora de modificar nuestra relación con la naturaleza?
  • ¿Quién tiene que liderar el cambio? ¿A qué escala se tiene que producir el cambio?
La charla será moderada por Tano Gutiérrez (investigador en el campo de Ecología del Cambio Global).
Os dejamos este vídeo que podría ser interseante para quien quiera profundizar más en el tema:

Biomímesis: innovación inspirada en la naturaleza

Permitidme que presente la biomímesis a través de un ejemplo. La compañía West  Japan Railway diseñó el tren más rápido del mundo, el tren bala Shinkansen, capaz de viajar a más de 300 km por hora. Sin embargo, este tren eléctrico causaba un gran estruendo a su salida de los túneles debido a la compresión que causaba en el aire del interior del túnel, incumpliendo las leyes japonesas de contaminación acústica. Por este motivo, encargaron a un grupo de ingenieros la resolución de este problema. Sin embargo, la inspiración llegó desde el mundo natural: uno de estos ingenieros, también aficionado a las aves, observó una imagen del martín pescador entrando al agua sin salpicar ni una gota y sin causar turbulencias en la superficie, gracias a la forma de su pico. A partir de ahí, desarrollaron un vagón locomotora imitando la forma del pico del martín pescador que, no sólo solucionó el problema del ruido sino que también incrementó la velocidad del tren y redujo su consumo de energía.

[frame src=”https://regeneraconsciencia.org/wp-content/uploads/2013/10/320px-Alcedo_azurea_-_Julatten.jpg” width=”320″ height=”213″ align=”left” linkstyle=”normal” linksto=”http://es.wikipedia.org/wiki/Alcedo_atthis”]

Esta disciplina, también llamada biomimetismobiomimicry en inglés, trata de buscar soluciones tecnológicas inspiradas en los diseños de la naturaleza. En otras palabras, adaptar las soluciones que proporciona la naturaleza a los retos y problemas que tengamos en un proceso productivo, tecnológico, organización, etc. La filosofía es tan sencilla como potente: desde que surgieron los primeros organismos vivos, la vida ha tenido 3.800 millones de años para superar los numerosos retos que planeta la colonización del planeta Tierra, diseñando los mecanismos y soluciones necesarios para adaptarse y sobrevivir, los cuales le han permitido generar la vasta diversidad de organismos que observamos hoy en día.

La naturaleza favorece la vida funcionando en ciclos cerrados con materiales locales y biodegradables que son usados, reconvertidos y descompuestos. Para ello, la naturaleza sólo usa un conjunto de elementos y compuestos químicos que son sintetizados a temperatura ambiente y, por lo general, no son tóxicos. En cambio, nuestros procesos industriales consumen enormes cantidades de energía y generan una gran cantidad de productos y subproductos extremadamente tóxicos. Esto se debe principalmente al uso generalizado de elementos y compuestos químicos que no existen en la naturaleza o que son raros y que resultan tóxicos para los organismos. Además, estos procesos industriales desperdician alrededor del 96% de la energía en forma de calor, golpeo mecánico o tratamiento químico.

Existen increíbles ejemplos de biomimetismo. Polímeros inspirados en la forma de auto-ensamblaje de las conchas de moluscos, superficies que repelen las bacterias basadas en la piel de tiburones, fachadas de edificios que se mantienen limpias por sí mismas, bacterias capaces de extraer del agua metales con interés comercial y un largo etcétera. Y eso no es todo. Existe un creciente número de innovaciones tecnológicas que surgen día a día gracias a esta nueva disciplina.

Janine Benyus, escritora del libro Biomimicry (1997) y presidenta del Biomimicry Institute, es la principal impulsora del proyecto a nivel internacional. En Biomimicry Institute trabajan recopilando diseños naturales que puedan servir de inspiración a profesionales de distintas disciplinas. Para más información puedes ver las TED talk de Janine Benyus, tituladas Compartiendo los diseños de la  naturaleza y Biomimetismo en acción o el programa especial de Redes, Biomimetismo: Los algoritmos del mundo real. El arquitecto Michael Pawlyn ofrece una maravillosa colección de ejemplos donde el biomimetismo se ha mostrado eficaz a la hora de resolver problemas de diseño.

Cayetano Gutiérrez Cánovas es investigador en el grupo de Ecología Acuática (UMU) y participa en programas de educación a través de la naturaleza.