Entradas

Día Mundial del Consumo Responsable

Paremos por un momento y miremos a nuestro alrededor. El mundo que nos rodea no es como nos gustaría que fuera. Creo que la mayoría de la sociedad estamos de acuerdo en una serie de aspectos básicos que deberían garantizar nuestro bienestar, y esto debería ser un buen punto de partida para movernos a cooperar y cambiar nuestra realidad. La mayoría de las personas que habitamos este planeta estaríamos de acuerdo en que se deben respetar los derechos humanos, la dignidad de las personas, en que debemos respetar y conservar el medio ambiente, en que no se debería superar la tasa de renovación de recursos naturales del planeta (puesto que iría en nuestro propio perjuicio), en que debemos garantizar nuestra salud (física, psicológica y social) y en que se deberían potenciar aquellos valores que permiten mejorar nuestro bienestar y nuestras relaciones sociales, como son la cooperación, la solidaridad, el respeto, la empatía, el amor, la justicia social,…, y otros tantos.

Sin embargo, como decimos, el mundo en el que vivimos no funciona por el momento de esta forma. Así que es importante preguntarse por qué sucede esto y entender cuál es nuestro papel en la sociedad.

Hemos de ser conscientes de que lo que sucede en el mundo es el resultado de nuestro comportamiento. Todo lo que vemos a nuestro alrededor, todo lo que tenemos y también las relaciones que establecemos en la sociedad, no son más que el resultado de la suma de todas las acciones individuales de cada uno de nosotros.

 

09- TECNOLOGIA_

Por tanto, la pregunta que todos nos hacemos es: “Entonces, ¿qué puedo hacer yo para cambiar el mundo?”

Ante el bombardeo de malas noticias a las que nos someten los medios de comunicación convencionales, la reacción más fácil es la de afirmar que “yo no puedo hacer nada para cambiar el mundo”, o “cuando cambien los demás (por ejemplo, los políticos), cambiará el mundo”. Desde ReGenera siempre afirmamos que el cambio que queremos ver en la sociedad debe empezar por cada uno de nosotros, y que “mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, pueden cambiar el mundo”. Si nosotros no cambiamos, ¿quién lo va a hacer por nosotros?

Hoy, Día Mundial del Consumo Responsable, lanzamos una nueva sección de nuestra página web que va a ayudar a que cada uno de nosotros pueda contribuir a la mejora de la sociedad. Esta página web, alineada con los valores de la Economía del Bien Común, pone a disposición del consumidor un listado de las empresas o entidades más responsables, ordenadas por municipio y por ámbito.

Entre los ámbitos que hemos desarrollado, aparecen: alimentación, higiene, ropa, salud, vivienda, energía, movilidad y transporte, educación, tecnología y comunicaciones, servicios, información, banca, ocio y cultura, las 3R (reduce/reutiliza/recicla), crecimiento personal y participación ciudadana y otros.

Además, esta web pretende ser una vía para la implantación de los valores que promueve la Economía del Bien Común (dignidad humana, solidaridad, sostenibilidad ecológica, justicia social y participación democrática y transparencia) en cada una de las empresas o entidades, a través de la herramienta del “Balance del Bien Común”. Y mediante esta evaluación, el consumidor también puede consultar el grado de compromiso de la empresa/entidad con dichos valores.

Tenemos en nuestras manos la capacidad para influir en el mundo, ya que cada vez que compramos estamos dando un voto a la empresa en la que compramos y apoyando el modelo económico y social que se encuentre detrás.

Si cambiamos nuestros hábitos de consumo y apoyamos a aquellas empresas más responsables, estamos contribuyendo a cambiar el mundo. Es así de fácil. ¿Te apuntas a cambiar el mundo?

XI Caña ReGenera: “Nuestra responsabilidad como ciudadanos hacia un cambio del modelo económico actual: La Economía del Bien Común”

Casi un 90% de la población es consciente de que necesitamos una alternativa al modelo económico con el que estamos viviendo. Parece que la economía es algo en lo que no participamos como individuos y que es más una responsabilidad de las empresas, economistas y gobernantes. Sin embargo, todos nosotros como compradores y consumidores podemos influir en el cambio de este modelo económico.

El consumismo-capitalismo en el que estamos inmersos nos está llevando a un panorama económico de mayor desigualdad, graves crisis sociales y a la degradación irreversible de la madre tierra.

XI Caña ReGenera
Alrededor de una caña (café, o lo que te apetezca) de manera abierta y relajada queremos debatir entre todos los asistentes que ideas, sugerencias y experiencias tenemos para este fin.

Contaremos como moderador del debate con Pablo Baeza, responsable de Comunicación e Investigación en Murcia de la Economía del Bien Común, movimiento cuyo trabajo desde hace más de tres años está enfocado en la implementación de un modelo de economía alternativo que dé respuestas a los problemas sociales y que de manera holística influya en bienestar de la mayoría, una verdadera economía del bien común.

Te esperamos el viernes día 4 de diciembre a las 19 horas en el Café Felicidad (C/ Actor José Crespo nº:4 del Barrio del Carmen de Murcia)

Apoyo a Joker Cycles

APOYO A JOKER CYCLES

Dentro de nuestra nueva línea de trabajo creada en ReGenera de apoyo y difusión a nuevas iniciativas empresariales éticas y sociales, presentamos y apoyamos la difusión del proyecto de:

joker

Consiste en la fabricación y restauración de bicicletas con un método artesanal, fomenta el respeto al medioambiente y el uso de la bicicleta como transporte urbano alternativo,  y está comprometido con la Economía del Bien Común.

En cuanto al producto en sí mismo, se diferencia del resto en que construye una bicicleta totalmente personalizada y adaptada a las necesidades de cada usuario, el cual participa directamente en el diseño, y personalización mediante la elección de modelo, colores, accesorios, etc…

¿Quiénes son?:

Jose Francisco Marín: mecánico especialista, diseñador de bicicletas e impulsor del proyecto

Jose Miguel Masiá: gestión, contabilidad e investigación

Susana Marín: diseño, web y marketing

Moisés Caballero: mecánico especialista y fotografía

Ana Isabel Pertuz: diseños creativos y artesanía

444_1

¿Qué hacen?

Te dejamos su vídeo de presentación:

Aquí puedes ver algunos modelos:
222

Verde tras Rosa Negra Marron

¿Qué necesitan?

                                             

Que su proyecto se conozca y se difunda.

Pero sobre todo financiación para garantizar el éxito del proyecto.

Para ello han solicitado microfinanciación vía crowdfunding a través de:

http://www.goteo.org/project/jokercycles.

En este enlace tenéis todos los detalles del proyecto y desde aquí animamos a todos los amantes de la bicicleta en particular y de los emprendimientos éticos y sociales en general a participar y colaborar en la medida de lo posible, bien económicamente a través de crowdfunding, bien en la difusión del proyecto vía redes sociales.

Enlaces de interés:

https://www.facebook.com/jokercycles.es

http://www.jokercycles.es/

https://www.youtube.com/watch?v=9aSU7vxi3hE

Empezamos nueva línea de actuación: apoyo a empresas de base social y éticas

Desde que empezamos en ReGenera, una idea que teníamos que aún no habíamos puesto en marcha, es dar apoyo a empresas de base social y éticas según los criterios del punto 3 de nuestro manifiesto:

“Las empresas que aspiran a mejorar el mundo que les rodea, deben comenzar haciéndolo con las personas que trabajan dentro. Las empresas, como personas jurídicas, tienen los mismos deberes -ni más ni menos- que cualquier habitante del planeta. Deberes de protección de los derechos humanos, de defensa de la dignidad y de desarrollo integral de los individuos y conservación de la naturaleza.

Entendemos que las empresas deben servir a la sociedad con productos útiles y en condiciones justas, donde el beneficio es un síntoma o consecuencia, pero no un fin en sí mismo; donde todos cuentan, participan y se benefician.

Apostamos especialmente por la Empresa Social, que identifica una necesidad o problema social que exija una solución, y pone en marcha el negocio que lo solucione; se sostiene a sí misma, y reinvierte las ganancias, para proseguir generando beneficios sociales. Las empresas son, además de una gran concentración de poder, una concentración de talento, y deberían convertirse en líderes sociales.”

Este año, queremos empezar esta nueva línea de actividad apoyando a estas empresas que además de los criterios anteriores deberán pasar el Balance del Bien Común

Si tienes un proyecto que crees puede cumplir estos criterios, puedes ponerte en contacto con ReGenera y te ayudaremos a ponerlo en marcha

La Fageda: historia de una locura empresarial, social y rentable

La Escuela ReGenera continua su andadura con un tercer evento que constará de un taller y una conferencia impartidas por Cristobal Colón, que nos hablará de la Fageda y del emprendimiento social el 16 de mayo en Puertas de Castilla (Murcia):

  • 10.00 – 13.00. Taller de emprendimiento social por Cristobal Colón
  • 19.30 Conferencia por Cristobal Colón

Puedes seguir las noticias en el evento Facebook y en @ReGeneraCdC.

Taller

El taller está dirigido a personas que se plantean emprender socialmente; crear proyectos empresariales con independencia de la forma jurídica, pero que tengan en común satisfacer necesidades reales de la sociedad, así como la integración y el empoderamiento de personas que hoy tienen dificultades para su inserción laboral.

También a personas que ya están trabajando en iniciativas de este tipo y les interesa confrontar sus experiencias y compartir las de Cristóbal Colon y su equipo en La Fageda.

Información e inscripciones en nuestra web. Consultas sobre matriculación en 633 52 57 95.

Conferencia

En la conferencia, Cristobal Colón abordará la importancia del propósito que nos mueve a la hora de poner en marcha un proyecto. Tener clara nuestra visión, nuestro sueño, que será el principal motor de actuación cuando queremos poner en marcha un proyecto de carácter social, que promueva cambios de entidad en su círculo de influencia, así como las especiales relaciones que se establecen entre las personas que trabajan dentro, compaginando la consecución de resultados económicos, el componente ético y social y la visibilidad e impacto mediático.

Os dejamos un par de vídeos sobre la Fageda:

Entrevista a Cristobal Colón

La Fageda: una fábrica con sentido

Crónica de la conferencia y taller sobre la Economía del Bien Común #EscuelaReGenera

La tarde del 3 de abril, nos dimos cita en Puertas de Castilla para hablar de la Economía del Bien Común. Como es habitual, en primer lugar hicimos una presentación de la asociación ReGenera y de la Escuela. En este caso, Miguel Ángel García repasó las líneas de trabajo de la asociación y el programa 2014 de la Escuela ReGenera.

Conferencia de Paco Álvarez

Para esta conferencia, tuvimos la gran suerte de contar con Paco Álvarez, a quien se considera “embajador” de la Economía del Bien Común (EBC) en España. Paco Álvarez es una persona de una extraordinaria relevancia en el ámbito económico, y ha intervenido en distintos medios de comunicación desde hace ya varios años. En esta charla nos comenta los entresijos y principios fundamentales en los que se basa el modelo económico vigente, desde un profundo conocimiento del sistema y de sus graves errores, que tanto sufrimiento generan en la sociedad. A partir de esto, Paco Álvarez nos introduce al modelo económico de la Economía del Bien Común, el cual propone como solución al paradigma socioeconómico.

Por último, en una intervención más breve, Pablo Baeza (del Campo de Energía de Murcia) nos comenta el desarrollo de la Economía del Bien Común a nivel local y Javier Goikoetxea nos habla sobre el seminario para aplicar el Balance del Bien Común que tendría lugar al día siguiente.

Os dejamos la conferencia íntegra:

Taller Balance del Bien Común, un modelo de gestión con futuro.

Durante la tarde del viernes 4 y la mañana del sábado 5 de abril, el grupo de inscritos en el taller disfrutamos de una introducción al Balance del Bien Común. Esta herramienta permite cuantificar la contribución de una empresa al bien común, a través de la evaluación de su gestión de proveedores, financiadores, empleados (inclusive propietarios) , clientes,  productos-servicios y ámbito social en relación con la dignidad humana, la solidaridad, la sostenibilidad ecológica, la justicia social y la participación democrática y la transparencia.

El informe del Bien Común se podrá publicar para dar visibilidad y transparencia a la gestión de la empresa y la puntuación podría ponerse en la etiqueta del producto para informar al consumidor. Esta empresa se comprometerá a ir mejorando los puntos en los que se detecten carencias. Este proceso hace que todas las partes implicadas ganen, pues la empresa hace un diagnóstico interno de su funcionamiento, puede ganar visibilidad y diseñar una estrategia que le permita mejorar su contribución a la sociedad. A cambio, los consumidores tendrán una información completa acerca del producto o servicio que adquieren, lo que les permitirá realizar un consumo responsable.

matriz-bc

La aplicación del Balance del Bien Común en una empresa tiene 3 niveles, conocidos como “semillas”:

  1. La primera semilla se obtiene una vez que la empresa decide autoevaluarse y aplicar el Balance del Bien Común, sin necesidad de verificación ni publicación.
  2. La segunda semilla se  obtiene cuando la empresa verifica su Balance del Bien Común con la contribución de otras empresas a través de un grupo Peer (grupo de al menos 2 empresas de similares características), y puede publicarlo.
  3. La tercera semilla se consigue después de auditar el Balance y publicarlo.

Los autónomos o empresas  que estén interesadas en  aplicar el Balance del Bien Común, pueden consultar información sobre el proceso de implantación en la web de la EBC, o ver ejemplos de los Balances del Bien Común de las empresas pioneras que ya lo han aplicado. Desde el Campo de Energía de Murcia, ofrecemos formación y ayuda a las empresas que estén interesadas (contacto: ebc@regeneraconsciencia.org).

Los Consultores pueden acompañar y apoyar a las empresas en la realización del Balance del Bien Común. Estos consultores contribuyen en el desarrollo del Balance del Bien Común y de sus filas se entrenan los auditores. Otro proyecto es la creación de una Academia del Bien Común. Para más información puedes escribir a formacion@economia-del-bien-comun.es o al campo de energía más cercano. Aquí puedes ver la lista de nuestros consultores certificados.

Crónica por Pablo Baeza y Tano Gutiérrez.

Fotografía y vídeo por Rubén López.

Los 20 puntos de la Economía del Bien Común

La Economía del Bien Común (EBC) presenta un modelo económico alternativo que supera la dicotomía entre capitalismo y comunismo, para maximizar el bienestar de nuestra sociedad. La asociación ReGenera se responsabiliza de la coordinación del Campo de Energía (Grupo de trabajo) de la EBC – Murcia. Esta semana, la EBC participará en Univerde (Murcia), por lo que aprovechamos para presentar los 20 puntos que resumen la propuesta (texto modificado y adaptado de la web de la Economía del Bien Común.):

1. La economía del bien común se basa en los mismos valores que hacen florecer nuestras relaciones: Confianza, Cooperación, Aprecio, Democracia, Solidaridad. Distintas investigaciones científicas sugieren que conseguir buenas relaciones es la mayor fuente de motivación y felicidad de los seres humanos.

2. El marco legal económico experimenta un giro radical, cambiando las coordenadas ‘afán de lucro-competencia’ por ‘cooperación-deseo de bienestar público’: Los empresarios con espíritu de cooperación serán recompensados. La actitud competitiva conlleva desventajas.

3. El éxito económico no será medido primando la cantidad de dinero obtenido, sino con el balance del bien común (a nivel de empresas) y el producto del bien común (a nivel de sistema). El balance del bien común se convierte en el balance principal de todas las empresas. Cuanto más social, ecológica, democrática y solidaria sea la actividad, mejores serán los resultados del balance del bien común alcanzados. Mejorando los resultados del balance del bien común de las empresas en una economía nacional, mejorará el producto del bien común.  

4. Las empresas con buenos balances del bien común disfrutarán de ventajas legales: tasas de impuestos reducidas, aranceles ventajosos, créditos baratos, privilegios en compra pública y a la hora de reparto de programas de investigación, etc. La entrada en el mercado se verá, por tanto, más favorecida para los productos y servicios de actores éticos, que los de los no-éticos, indecentes y no ecológicos.

5. El balance financiero será el balance secundario. El beneficio financiero pasa de ser fin a ser medio. Éste sirve sólo para aumentar el ‘nuevo’ fin empresarial: Aportación al bien común. Los excedentes del balance financiero deberán utilizarse para: inversiones con plusvalía social y ecológica, devolución de créditos, depósitos en reservas limitadas, bonificación a los empleados de forma restringida, así como créditos sin intereses a empresas cooperadoras. No se utilizarán los excedentes para bonificar a personas que no trabajan en la empresa, adquisición hostil de otras empresas, inversión en mercados financieros (éstos dejarán de existir), o aportaciones a partidos políticos.

6. Como el beneficio financiero es ahora un medio, y deja de ser un fin, las empresas pueden esforzarse hacia su tamaño óptimo. No tienen que temer ser adquiridas, o sentirse obligadas a crecer para ser más grandes, más fuertes o con mayores beneficios. Todas las empresas están liberadas de la presión del crecimiento o anexión.

7. Existiendo la posibilidad de aspirar sin miedo al tamaño óptimo, habrá muchas empresas pequeñas en todas las ramas. Como no tienen que crecer más, les será más fácil cooperar y practicar la solidaridad. Se pueden ayudar mutuamente con conocimientos, tecnología, encargos, personal o créditos sin interés. Serán recompensados con resultados del balance del bien común positivos. Las empresas van formando una red de aprendizaje solidaria, la economía se transforma en un sistema ‘win-win’.

8. Las diferencias de ingresos y riqueza se limitan mediante debate y por decisión democrática: ingresos máximos de 20 veces el salario mínimo, por ejemplo. Propiedades que no excederán los 10 millones de euros, el derecho de cesión y herencia, 500.000 euros por persona, en empresas familiares a 10 millones de euros por hijo. El excedente sobre estos límites se repartirá en forma de “dote democrático” entre todos los descendientes de la siguiente generación: el mismo de ‘capital inicial’ significa mayor igualdad de oportunidades (los márgenes exactos deberán ser definidos democráticamente en una asamblea económica).

9. En grandes empresas, a partir de un elevado numero de empleados (por ejemplo, más de 250), los derechos de decisión y propiedad pasan parcial y progresivamente a los empleados y ciudadanos. La población podrá estar representada a través de “parlamentos económicos regionales”. El gobierno no posee derecho decisorio o de intervención en empresas publicas.

10. Esto es igualmente válido para los bienes democráticos, la tercera categoría de propiedad, junto a una mayoría de pequeños y medianos empresarios y grandes empresas de propiedad mixta. Por bienes democráticos entendemos instituciones económicas públicas en campos de enseñanza, salud, acción social, movilidad, energía, o comunicación: la infraestructura básica.

11. Un bien democrático importante es el banco democrático. Éste sirve, como todas las empresas, al bien común y, como todos ellos, controlado por la ciudadanía soberana y no por el gobierno. Sus servicios consisten en depósitos de ahorro garantizados, cuentas corrientes gratuitas, créditos de interés reducido y créditos de riesgo social. Los mercados financieros en la forma actual ya no existirán.

12. Siguiendo la propuesta de John Maynard Keynes, se establece una cooperación monetaria global en base de una unidad de cálculo (“globo”, “terra”) para el comercio internacional. A nivel local, monedas regionales pueden complementar la moneda nacional. Para protegerse de la competencia injusta, la UE una zona de comercio justo (Zona del Bien Común) con estándardes armonizados o en la que la tarifas aduaneras estén en consonancia con el resultado del Balance del Bien Común de la empresa productora. A largo plazo, la meta es una Zona del Bien Común en la ONU.

13. A la naturaleza se concede un valor propio, por lo cual no puede transformarse en propiedad privada. Quien necesita un pedazo de tierra para vivir, agricultura o comercio, puede utilizar una superficie limitada de forma gratuita o pagando una tasa de utilización. El uso de la tierra está condicionado a criterios ecológicos y al uso concreto. Esto será el final de la especulación inmobiliaria, la compra de grandes extensiones de tierra en países en desarrollo por parte de grandes compañías y el latifundismo. En contrapartida, se anula el impuesto sobre la propiedad de tierra.

14. El crecimiento económico ya no es un objetivo; sin embargo, sí lo es la reducción de la huella ecológica de personas privadas, empresas y naciones hacia un nivel globalmente sostenible y justo. El imperativo categórico de Kant será extendido a la dimensión ecológica. Nuestra libertad de elegir un estilo de vida determinado encuentra su fin cuando limita la libertad de otros de elegir el mismo estilo de vida o siquiera llevar una vida en dignidad. Personas privadas y empresas serán incentivadas de medir su huella ecológica y reducirla a un nivel globalmente sostenible y justo.

15. El horario de trabajo retribuido se verá reducido escalonadamente hacia la marca, deseada por mayoría, de 25 a 33 horas semanales. De este modo queda tiempo libre para otros tres campos de trabajo de gran importancia: trabajo de relaciones y cuidados (niños, enfermos, ancianos), trabajo de crecimiento personal (desarrollo de la personalidad, arte, jardín, ocio), trabajo en la política y actividades públicas.

16. Por cada diez años de trabajo se disfruta de un “año sabático” que será financiado a través de un salario mínimo sin compromisos. Las personas pueden hacer en este tiempo lo que quieran. Esta medida descarga el mercado de trabajo en un 10 por ciento, estando encaminada a reducir la tasa de desempleo en la Unión Europea.

17. La democracia representativa se complementará con la democracia directa y la democracia participativa. La ciudadanía soberana debería poder controlar y corregir su representación, decretar leyes por sí misma, modificar la constitución y poder controlar las infraestructuras de abastecimiento – ferrocarril, correos, bancos -. En una democracia real los intereses de los representantes y los de la ciudadanía soberana deberían coincidir. Para ello, es necesario el desarrollo de un Derecho General de colaboración y control por parte de la ciudadanía soberana.  

18. Los veinte puntos de la economía del bien común deben madurar en un amplio proceso de base, donde se debatirán antes de que se conviertan en ley por una asamblea económica elegida por voto directo. El resultado será votado por el pueblo soberano democráticamente. Lo que sea aceptado, se introducirá en la constitución y sólo podrá volverse a cambiar con el respaldo de la ciudadanía soberana. Aparte de la asamblea económica del bien común habrá otras convenciones para desarrollar la democracia: convención para la educación, convención para los medios de comunicación y una convención para la creación de bienes democráticos.

19. Para familiarizar a los niños desde una edad temprana con los valores de la economía del bien común y poderlos practicar, se debe construir un sistema educativo orientado al bien común. Esto requiere una forma diferente de colegios así como otros contenidos, por ejemplo: educación emocional, ética, comunicación, educación democrática y experiencia de la naturaleza.

20. En la economía del bien común, el éxito empresarial tendrá un significado muy diferente al que actualmente recibe, se demandarán otras cualidades de liderazgo. Ya no se buscan los directivos más despiadados, egoístas, y ‘racionales con los números’, sino las personas que actúan de forma competente y con responsabilidad social, que son compasivos y empáticos, que ven en la participación una oportunidad y un beneficio, que piensan en la sostenibilidad a largo plazo. Ellos serán los nuevos modelos.

Programa de la colaboración de la EBC con la UNIVERDE (Universidad Verde de Verano) organizada por “Green European Foundation” y la “Fundacion Equo” en Murcia

Fecha: Viernes 6 de septiembre de 2013
Hora: 17:00h
Actividad: Inauguración y Conferencia Plenaria: “Economía del Bien Común” a cargo de Paco Álvarez (Emisario de la EBC).
Lugar: Edificio Moneo del Ayuntamiento de Murcia.

Fecha: Viernes 6 de septiembre de 2013
Hora: 18:00h
Actividad: Debate: “Es posible una nueva economía”. Moderado por Diego Isabel La Moneda (Coordinador de la Estrategia Internacional de la EBC).
Lugar: Edificio Moneo del Ayuntamiento de Murcia.

Fecha: Sábado 7 de septiembre de 2013 (Posible cambio para el viernes día 6 a las 12,00 horas. Consultar programa)
Hora: 16:30h
Actividad: Taller: “El Ayuntamiento del Bien Común”. Coordinado por Diego Isabel La Moneda (Coordinador de la Estrategia Internacional de la EBC) y por José Valcárcel (Coordinador del Campo de Energía de la EBC de Murcia). Con la participación del Rafael Climent (Alcalde del ayuntamiento de Muro de Alcoy)
Lugar: Edificio sede de AMUSAL.

Nota aclaratoria: Siendo ReGenera Coordinadora de la Economía del Bien Común (EBC) en Murcia, adjuntamos el programa de las actividades en las que la EBC colabora con al Univerde de Murcia organizada por Equo. Como en varias ocasiones hemos informado, ReGenera comparte actividades e impresiones sobre temáticas afines a nuestro manifiesto y no a ningún posicionamiento de partidos políticos ni comunidades religiosas.

 

“Estamos siendo testigos de un proyecto en contra de la democracia”

Entrevista a Christian Felber (autor de “La Economía del Bien Común” y “Salvemos el Euro”) orignalmente publicada en corresponsables.com.

Empecemos por su libro. ¿Cómo ‘salvar al euro’ en estas circunstancias actuales?

A contracorriente de lo que están haciendo las élites políticas. En vez de ampliar la deuda, pagarla. En vez de ahorrar, invertir. En vez de sanear las arcas públicas mediante recortes, sanearlas a través de recaudaciones en el patrimonio privado, una riqueza que supera cinco veces la deuda estatal en la zona euro. Para hacernos una idea, bastaría el 10% de la riqueza privada para reducir la deuda estatal a la mitad, lo que sería una solución inmediata. Además, debería realizarse una reforma estructural del mal construido euro, que es la cooperación fiscal. Porque una cooperación monetaria no puede funcionar sin una cooperación fiscal, salarial, comercial y coyuntural.

[frame src=”https://regeneraconsciencia.org/wp-content/uploads/2013/07/christian_felber_120805_15.jpg” width=”300″ height=”300″ align=”left” linkstyle=”normal” linksto=”http://www.revistanamaste.com/christian-felber-los-mercados-violan-estructuralmente-la-constitucion/” title=”Christian Felber. Foto: Robert Gortana”]

En toda Europa el discurso que se repite es el de “no queda más remedio” por el que se tocan pilares como la educación, la sanidad o las pensiones. ¿Qué opina al respecto? 

Que es un crimen. Económicamente es contraproducente, porque ahorrar en la recesión agrava la recesión, ya que dispara la deuda. Es decir, se causa el efecto contrario de lo que se pretende. Y todo ello a costa de la gente, porque aumenta la miseria y el paro, como sucede en Grecia y en España. Lo peor de la crisis es que aquí hay un sector de la sociedad que está en el poder político y quiere sacar provecho transformando los estados en autoritarios. La más dolorosa lección de la crisis es que estamos siendo testigos de un proyecto en contra de la democracia y de los derechos fundamentales, políticos y sociales.

Esto se produce por una serie de fenómenos como la falta de democracia interna en los partidos, el soborno y la corrupción, el poder inmenso de los lobbies, el mecanismo de financiación de los partidos, el poder mediático, y muchas veces, el hecho de que los mismos personajes cambian entre las élites políticas, financieras y mediáticas; un proceso que incluso tiene un nombre científico que es revolving door (puerta giratoria), es decir que las distintas élites que van saltando de ámbitos pero en realidad son una única élite, producto del sistema capitalista.

Los ciudadanos tenemos la sensación de que no nos enteramos de lo que está pasando porque no se nos dan las explicaciones necesarias. ¿Qué solución plantea ante este problema?

Hacen falta dos despertares fundamentales. El primero es que mientras la gente no se interese por la política y ni siquiera sepa que la misma deuda del Estado puede organizarse a través de los mercados o del propio banco nacional, mientras no muestre interés por estas cuestiones con la misma intensidad que por el fútbol, no vamos a tener una democracia de verdad. Es una falta de interés por los contenidos de la política.

El segundo despertar es que de momento hay fuerzas en contra de la democracia y de los derechos fundamentales que mucha gente no sospecha. Muchos no se dan cuenta de cómo nos están tomando el pelo las élites, poniéndonos una venda en los ojos y pretendiendo hacer el bien, procurando salvar el euro. Pero todo es una puesta de escena política de alta calidad. De esta forma, consiguen engañar a mucha gente y por lo menos logran que los que no piensan por su propia voluntad no empiecen a hacerlo.

En definitiva, mientras la gente no tome la responsabilidad completa de sus propias vidas, mientras no reclamen sus derechos, los demás harán con nosotros lo que les dé la gana, que es lo que precisamente está ocurriendo.

Al hilo de la Economía del Bien Común, ¿por qué cree que las cosas se han llegado a corromper de esta manera?

Creo que es el sistema capitalista, que funciona en base a unos valores y estos valores configuran el carácter. Esto ya lo decía Erich Fromm, que los valores del capitalismo configuran el carácter de las personas y nos volvemos todos un poco más pasotas, más pragmáticos, menos empáticos, más egoístas, ávidos y codiciosos. La consecuencia es la corrupción sistémica. Creo que este tipo de corrupción hubiera sido imposible después de la Segunda Guerra Mundial porque había un contagio ético del sistema económico.

¿Qué tendencia debería seguir entonces la economía?

La economía va por la vía de cimentar el modelo económico sobre los valores opuestos, procurando que cuanto más social, ecológico, democrático y empáticamente te comportas, más fácilmente llegarás al éxito empresarial y económico. Eso también tendría un efecto educativo en las personas, pero en el sentido positivo, porque cosecharemos beneficios éticos colaterales.

¿La demanda de transparencia por parte de la ciudadanía es la única manera que tenemos los españoles para que se nos tome un poco en serio?

Personalmente, creo que la situación de España es en ese sentido peor que en otros países. Por eso lo que ahora hace falta es incorporar otro tipo de relaciones basadas en otros valores vividos de forma consciente, tejiendo una red ciudadana también económica, de corresponsabilidad, de respeto mutuo y de cooperación. En definitiva, de orientación al bien común y no al beneficio propio. A medida de que estas redes se vayan tejiendo, los valores podrán reinsertarse en las instituciones. Aunque creo que hace falta una estrategia paralela, porque las personas que vayan entrando en las instituciones públicas serán devoradas por la corrupción. Por eso es necesario algo con más poder que las instituciones para transformarlas conforme a los valores de la sociedad y en beneficio de ésta.

Desde ATTAC se promueve la banca ética y la inversión socialmente responsable. Pero es una realidad que el desarrollo de la ISR en el mundo es muy escaso. ¿Por qué no se promueve más?

El sistema financiero no está interesado en promover este tipo de productos. Pero veo el germinar de iniciativas pequeñas en muchos países. Falta que se desarrollen más y se asienten para formar un ecosistema holístico de Ia ISR. Éste es el futuro que está por venir, porque los colosos van a morir por falta de atracción, de autoridad, de valores y de sentido, y la gente se va a orientar más hacia el nuevo sistema, de abajo hacia arriba.

¿Qué opina de las grandes compañías que están apostando por la RSE?

En la mayoría de los casos es un lavado de imagen porque la Responsabilidad Social no es vinculante. Para mí es la prueba de que las empresas no van en serio, porque en todos los demás aspectos han demandado y han conseguido regulaciones vinculantes como la libre circulación de capitales, las leyes de libre comercio, las leyes de competencia y competitividad, los concursos públicos, etc. Todo eso es vinculante, menos su Responsabilidad Social. La tomaré en serio en el momento en que las empresas apoyen propuestas legales vinculantes en cuanto a su RSE. La prueba de fuego es precisamente la Economía del Bien Común porque proporciona un sistema que les permitiría seguir teniendo éxito económico y tener un comportamiento ético. Si van en serio apoyarán este tipo de modelos económicos.

En Europa hay crisis, pero en otros países en vías de desarrollo también hay una falta de respeto por los Derechos Humanos (DDHH). ¿Cómo se puede hacer para que una gobernanza mundial se vincule a esa Economía del Bien Común y a la propia declaración de DDHH?

En primer lugar, dejando de robar y perdonando la deuda financiera. En segundo lugar, reescribiendo las leyes de protección internacional a favor de los países pobres y de las economías locales, sostenibles y solidarias. Tercero, pagando la deuda ecológica del norte, reduciendo nuestro consumo a un nivel globalmente sostenible y justo. Cuarto, siendo un modelo real de democracia y de derechos fundamentales. Y en quinto y último lugar, impulsando un tipo de codesarrollo de escucha y aprendizaje mutuo y de interculturalidad.

La Economía del Bien Común: un modelo de democracia y justicia social

El 15 de febrero de 2013 más de 200 personas, asistieron en la Cámara de Comercio de Murcia a la conferencia que Christian Felber (fundador del Movimiento de La Economía el Bien Común (EBC)) y Ana Moreno (coordinadora del Movimiento para España y Latinoamérica) realizaron, programada por ReGenera Consciencia de Cambio.

¿Qué enseñanzas nos dejaron?

  • En primer lugar entendimos que la EBC es un modelo económico completo, que empieza reflexionando sobre la contradicción entre los valores que promueve el orden económico legal en rigor y los valores que hacen florecer las relaciones humanas.

El afán de lucro y la feroz competencia, valores promovidos actualmente, no corresponden a un programa genético sino político (que por tanto podemos cambiar), y que nos llevan a unas relaciones de avaricia, envidia, exclusión, explotación, invasión, pobreza, corrupción, etc., que el auditorio enumeró con su participación en la conferencia. Esos valores no hacen florecer la solidaridad, la colaboración, la confianza, la justicia, la dignidad, el amor, el respeto, etc., que también auditorio enumeró y consensuó de manera unánime como valores que convierten la relación entre las personas en el factor que más motiva y que más contribuye a la felicidad del ser humano.

El ser humano, especie sabia (homo sapiens) tiene la capacidad de ponerse reglas, reglas que fomenten sus relaciones, y que estén en concordancia con los valores que de verdad generen buenas relaciones, como lo hacen las distintas Constituciones que el mismo ser humano formula.

  • En segundo lugar, comprendimos que la medición del éxito económico empresarial, actualmente no se está midiendo por el objetivo que cualquier actividad económica ha de tener (como también señala nuestras Constituciones), que es el de servir al bien común de la ciudadanía.

¿Porque actualmente se mide el éxito macroeconómico sólo por el PIB (Producto Interior Bruto) y el éxito microeconómico por los Beneficios Financieros, ambos medidos en dinero? El dinero es un medio y no el objetivo de ninguna actividad económica. Toda la ciencia de la economía está basada en un objetivo claro, un objetivo que también promulgan nuestras Constituciones: la satisfacción de las necesidades humanas, el servir al bien común. El dinero no deja de ser una herramienta para conseguir este objetivo, pero no es en sí el objetivo.

El cambio vendrá si empezamos a pasar del PIB al PBC (Producto del Bien Común), y del Balance Financiero al Balance del Bien Común (BBC).

¿Cómo se hace?, ¿se puede medir el bien común? Christian Felber nos demostró que sí se puede. ¿Puede usted medir como le va en comparación con el año anterior?, ¿cómo le va a sus hijos?, ¿duerme  bien?, ¿cómo está de salud?, ¿confía en sus vecinos?, ¿cómo está la naturaleza a su alrededor?, ¿tiene tiempo para recrearse?, ¿hace una pausa para meditar?, etc. Si puede contestar a esas preguntas se pueden considerar un ejemplo de lo que podría ser medir el Producto del Bien Común. Si acordamos qué mide nuestra calidad de vida, ¿qué impide que una asociación vecinal, un municipio una comunidad autónoma empiece midiendo realmente la calidad de vida de sus ciudadanos?

Por otro lado a nivel microeconómico también una actividad empresarial se puede medir por el Balance del Bien Común (BBC), una versión estudiada, analizada, revisada y probada de 17 puntos básicos con los que medir el aporte al bien común de una entidad empresarial. No es la última versión del BBC, pues está en constante actualización, pero sí es ya una realidad que más de 1000 empresas de varios países de Europa (Austria, Alemania, Suiza, Italia y España) están poniendo en práctica.

Si así empezamos a medir la actividad económica, podríamos tener una economía de mercado transparente, con información verídica, sabiendo qué estamos comprando y qué no, cómo ha sido fabricado, si es un producto o servicio ético y ecológico, quien hay detrás de cada producto o servicio utilizado, a quién y porqué podemos impulsar, dar crédito, porqué podemos tratar a las empresas de forma desigual, pues desiguales son sus aportes a la sociedad en términos del bien común.

  • Por último, entendimos que todo este cambio hay que darlo manteniendo los aspectos que están bien, y sólo reformando otros, pues el cambio no es un objetivo en sí. Por tanto la actividad económica seguirá siendo privada, se seguirá haciendo el Balance Financiero, pues el dinero como medio es necesario, el beneficio empresarial es útil si se usa bien (un cuchillo es una buena herramienta…dependiendo para qué se use), pero es necesario limitar con leyes el uso de esos medios. La limitación es necesaria, pues hay que limitar la desigualdad (por el bien común hay que limitar la velocidad en las carreteras, hay que limitar el uso de herramientas para matar etc.).

¿Qué se propone prohibir?

  1. Inversiones financieras.
  2. Canibalismo inter-empresarial.
  3. Distribución de dinero a personas que no trabajan en la empresa.
  4. Donación a Partidos Políticos.

Todo esto, nos propone Felber, no hay que reivindicarlo, sino debatirlo, consensuarlo en Asambleas Democráticas, empezando por el nivel comunal y municipal. Si se va extendiendo de un municipio a otro y de una comunidad a otra…tendremos un nuevo orden económico mundial.

Christian nos hizo probar y experimentar, como para “abrir boca”, la toma de una decisión democrática. La base de la democracia es que la voluntad del pueblo se convierte en ley. Ya que limitar o prohibir no es agradable, pero necesario, pongamos el límite que menos dolor provoque. Nos invitó a jugar con una técnica de consenso sistémico, es decir decidir qué límite provoca menos dolor. Así el auditorio llegó al consenso de que el salario máximo debería de estar limitado a no más de cinco veces el salario mínimo en unas condiciones de trabajo similares, si el auditorio fuera una asamblea comunal, esa decisión podría ser ley en esa comunidad.

  • Ana Moreno al final de la charla nos habló de la organización del Movimiento y de la importancia de los grupos locales (ReGenera Consciencia de Cambio que es el Coordinador del Movimiento en Murcia) como corazón de la organización. Con el símbolo de que varias células aisladas (como las células imago de las orugas en su transformación en mariposas), si se van uniendo y vibrando en la misma onda, pueden poco a poco ir produciendo un cambio lento que en el tiempo dará lugar a otro organismo, reafirmó la importancia de los cambios evolutivos, máxima que ReGenera también comparte con su eslogan de que “mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo pequeñas cosas, pueden cambiar el mundo”.

La charla terminó con un rico debate en que se debatieron interesantes temas que sin duda dejaron un buen sabor de boca y unas ganas renovadas de seguir actuando por la ReGeneración de nuestra sociedad. Después de este evento estamos iniciando las actividades que desde Murcia podemos aportar a la Economía del Bien Común como modelo de democracia y justicia social.

Puedes ver la conferencia completa, a través de nuestro canal de youtube, o haz click aquí