Visitamos La Fageda: Personas con capacidades diferentes elaborando el mejor yogur del mundo

Conocimos de la existencia de La Fageda, por el programa Salvados. (Gracias, Jordi Évole) y desde entonces buscamos la manera de conectar con ell@s, y mantener un encuentro con el artífice: Cristóbal Colón.

El encuentro ha sido posible gracias a nuestra compañera Marta Baño, responsable de RG en Cataluña, que coincidió en una formación con el director de comunicación de la cooperativa, Albert Riera.

La insistencia de Marta y su enganche con el proyecto, influyeron positivamente en Albert para facilitar la reunión con Cristóbal C.

La Fageda (LF) es una cooperativa ganadera, que da trabajo directo a 280 personas de las cuales, 180 tienen una discapacidad psíquica, o como le gusta decir a Cristóbal, personas con capacidades diferentes; y que en función de las mismas, prestan sus servicios en distintas actividades agrícolas, ganaderas, de jardinería, o elaborando unos riquísimos yogures, mermeladas y helados.

LaFageda_19-9-2013_3

Para conocer con más detalle esta realidad, entrad en su página La Fageda, y también os recomendamos el magnifico reportaje de TVE Una fábrica con sentido y que os colgamos al final de este reportaje.

¿Que le movió a Cristóbal Colon y a las personas que comenzaron con él? Constatar que las personas con algún tipo de trastorno o disfunción mental, recuperaban o se encontraban con su dignidad a través del trabajo, de una ocupación. Tenían personas que necesitaban trabajar, y entonces crearon la empresa, que en este caso fue de yogures (como podía haber sido de otra cosa), y no como suele ser lo habitual, pensar primero en el producto o servicio, sin tener en cuenta las personas. Este emprendimiento demuestra que es posible crear una empresa con un fin social y que sea rentable, y que los clientes adquieran el producto porque es muy bueno, y no porque lo fabriquen personas con discapacidades.

Hoy facturan 14 millones de euros, y los beneficios se reinvierten en la cooperativa, siendo la diferencia salarial entre el que menos dinero percibe y el que más, de 1 a 6. Su historia la encontrareis en el libro: La Fageda, historia de una locura empresarial, social y rentable

LaFageda_19-9-2013_6

LF se encuentra dentro del parque natural de La Garrotxa, y en una zona protegida. Los parajes son de una gran belleza, y cuando tomas el último desvío y accedes a la estrecha carretera que te lleva a la granja, penetras en un bosque mágico; un hayedo espeso y claro a la vez, que permite la entrada de los rayos de sol y multiplica destellos y tonalidades diferentes. Como decía Marta cuando lo atravesamos, el ambiente era tan especial que te movía a pedir permiso a sus “moradores” antes de entrar en él.

Nuestro propósito lo compartimos con la  Cátedra de RSC de la UMU que le encantó, y nos acompañó nuestra amiga Sylvia López Davis, investigadora de del departamento.

Al llegar a la granja un grupo tuvo que esperar al otro que se retrasó, y mientras, tuvimos ocasión de comprobar como es esta empresa peculiar, donde tod@s los trabajadores te saludaban y abordaban con toda naturalidad. A más de uno se le fue el santo al cielo y entraba para pedir permiso y continuar sentado junto a nosotr@s, charlando. La libertad de movimiento es completa, y unos y otras se ayudan, cogen de la mano a quien tiene menos motricidad, y se encaminan juntos al comedor  que sirve comidas en varios turnos desde las 12,30 hasta las 15 horas.

Albert te recibe con calidez. Es un hombre alto y algo desgarbado, de hablar suave y dulce, ojos vivos y discurso creíble. Con él recorrimos el lugar y a mediodía nos recomendó un restaurante cercano, para volver sobre las 3 de la tarde, y poder reunirnos con Cristóbal que volvería de BCN a esa hora.

Cuando regresamos, Albert nos llevó junto al edificio de oficinas en la parte que da al campo, y en sillas de plástico y bajo un árbol, sobre la hierba, hicimos un circulo y esperamos a Cristóbal, que se incorporó a los pocos minutos con un café en la mano. Apareció serio, con andar pausado y discreto, y con aspecto algo cansado. Parecía preguntarse si esta reunión merecía la pena realmente y que queríamos de él. Nos saludó uno a uno y tomó asiento. Albert, hizo algunas introducciones sobre RG; se hizo el silencio, nos miró y nos indicó que adelante.

LaFageda_19-9-2013_5

Y vamos contando nuestro proyecto, hablamos de nuestros valores y principios, del camino recorrido y de nuestro propósito. Cristóbal escucha activamente, se inclina, asiente en determinados momentos y no pierde detalle; se le percibe realmente interesado y consciente del momento. Al terminar nosotr@s, hace alguna pregunta concreta, y pide alguna aclaración, para manifestarnos que comparte todo o casi todo de lo expuesto, que se trata de un proyecto difícil, pero necesario, y que donde entra él, y que le pedimos a LF.

Lo tenemos claro. Le pedimos tres cosas.

Que venga a Murcia, a impartir una conferencia, donde más que hablar de LF, transmita a quien quiera escucharlo, la importancia de creer profundamente en tu proyecto, de tener un sueño como condición indispensable para acometer algo que tenga sentido y que se lo proporcione a las personas que trabajen dentro, demostrando -como creemos en Regenera-, que estas iniciativas son las que nos permiten ser felices, y compartir esa felicidad con muchas mas personas.

Segundo, que en esta venida, imparta un curso de una jornada, con  personas emprendedoras o que se plantean serlo, donde explique los pasos, las claves de estar donde están, y los errores cometidos. Con talleres en grupos, debates y aportaciones de todos los participantes.

Y por último, contar con su asesoramiento para nuestra Escuela. Que nos de su opinión sobre los contenidos y sobre todo, en el módulo de emprendimiento.

Su agenda está preñada hasta mayo, con viajes por Europa y América del sur, pero contamos con él. Nunca pensó, nos dijo, que se vería en Murcia, pero siempre hay una primera vez.

LaFageda_19-9-2013_7

La segunda parte de la reunión fuimos nosotros quienes preguntamos, interesándonos por el equipo directivo, la forma de trabajar, el estilo de liderazgo y la sucesión. Compartió muchas cosas con nosotros, nos habló de un sistema que quiere ir aplicando en LF: la Indagación Apreciativa, (Appreciative Inquiry), un nuevo modelo de desarrollo y transformación personal y de las organizaciones, con el objetivo de renovarlas, preguntándose que es lo mejor que pueden encontrar en si mismas.

Nos ponemos ya, a bucear en ello.

Gracias a La Fageda y especialmente a Cristóbal y Albert.

Antonio Ángel Pérez y Pepe Varcárcel

Fotografía: Rubén López Pérez


Salvados. La Fageda, cuando negocio y ética van de la mano (6 min)

La Fageda – Una fabrica con sentido (46 min.)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.