“No soy feliz”

Texto perteneciente al libro “Me arrepiento del Mañana”

Hace un tiempo, monté una consulta psicológica. Cuando vino el primer cliente, no me confesó un trauma infantil, ni me habló de una fobia, ni de obsesiones, ideas suicidas o de síntomas depresivos. Sólo me dijo: No soy feliz.

-¿No es usted feliz? –exclamé con incredulidad – ¿Sólo eso?

-Sí.

Le pregunté si dormía bien, si comía bien, cómo le iba en el trabajo, en la familia, con su mujer, con sus amigos, si tenía ideas persecutorias, compulsiones, alucinaciones acústicas o visuales, ideas delirantes…y él me respondió a todo que no y que no le iba mal en ningún ámbito. Y me volvió a repetir:

-No soy feliz.

-¡Cómo que no es feliz! – estallé.

-¿Tiene dificultades económicas? ¿Trabajo inestable? ¿Incertidumbre de cara al futuro?

-No. Soy funcionario; director general en la administración pública. Tengo una buena casa con piscina en las afueras, pero a 5 minutos del centro de la ciudad. Tengo un buen coche, una buena esposa, hijos modélicos y un perro cariñoso y alegre.

A ver, ¿a qué partido votó usted en las últimas elecciones?

-Al Partido Popular.

-El que gobierna con mayoría absoluta. Está usted de suerte.

-¿Profesa alguna religión?

-Sí. Catolicismo.

-La religión mayoritaria. Está usted de suerte de nuevo. El Papa vino hace poco a la capital. ¿Fue?

-Sí.

-¿Esconde algún pecado grave que le atormente y que quiera confesarme porque le da pudor hacerlo con un sacerdote?

-No. Ningún pecado. Soy un católico ejemplar.

-¿Le gusta el fútbol?

-Por supuesto.

-Está viviendo usted los años dorados de la Roja. Campeones de Europa y Campeones del Mundo.

-Sí.

-¿Qué más quiere?

– …

-¿Es usted del Madrid o del Barça?

-Barça.

-Este año campeón de liga, campeón de la Copa del Rey y de la Copa de Europa. ¿Y no es usted feliz?

-No.

-En enero tiene usted la nochevieja, los reyes magos y las rebajas; en febrero, el carnaval, San Valentín y la primavera de El Corte Inglés; en marzo, el día del Padre; en abril, la Semana Santa, las procesiones y las Fiestas de Primavera; en Mayo, el día del trabajador para dar un agradable paseo por la Gran Vía; en junio, el día de su región y Roland Garros; en julio, los sanfermines, un campeonato de fútbol internacional, otro de baloncesto o los Juegos Olímpicos; en agosto, las vacaciones en la playa; en septiembre, el reencuentro con sus compañeros y la feria; en octubre, el Día de la Hispanidad; en Noviembre, Halloween y en diciembre, el puente de la Constitución, la navidad, Nochebuena, Papá Noel y el día de los Inocentes. El calendario está pensado para que usted no deje de ser feliz en ningún día del año… y me dice usted ¡QUE NO ES FELIZ!

No entendía nada. Cerré la consulta ese mismo día y no volví más.

Por Enrique Rubio Palazón.
Escritor. Autor de las novelas Tengo una Pistola y Tania con i.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.