Mi experiencia en la 3ª Feria de la Biodiversidad del Sureste

Fue una tarde (1 febrero, La Magdalena- Cartagena) de recibir sensaciones variadas y valiosísimas. Ví un campo pletórico y un lugar nuevo lleno de gente, diversa, explicando sus proyectos alternativos para una vida con conciencia y consciencia. Nuestro grupo ReGenera Consciencia de Cambio, presentaba el proyecto Escuela ReGenera. Ví a mis compañeros explicando con gran ilusión un proyecto para cambiar el mundo desde el cambio personal… Ilusión, motivación, energía, dedicación,…. Me siento orgullosa de pertenecer a dicho grupo. Ví a muchas personas felices, en armonía, intercambiando experiencias ecológicas, de “vida”,….

 

IMG_6367 Panorama

Pero lo que más me enamoró, aparte del cielo limpio del anochecer lleno de estrellas … , fue una niña de unos doce años con síndrome de down. En la recta final de la Jornada, hubo muestras de danzas compartidas con los asistentes. Esa niña, Esther, tenía un sentido del ritmo y de la coordinación fuera de lo común. Tenía una sensibilidad musical y de la danza que llamaba la atención. Era incansable. Pero sobre todo…, era una niña que derrochaba FELICIDAD. Cuando tras un largo rato de danzar conseguimos hablar con ella, apenas nos pudo balbucear su nombre. Su cara transmitía paz y serenidad. Su padre orgulloso se acercó para ayudarnos a entender su nombre y entre los dos, nos explicaron que había hecho mucho teatro y danza, aunque era evidente que esas capacidades, aunque muy fomentadas, eran innatas. Verla me hizo reflexionar si los límites los imponen los demás o nos los imponemos nosotros mismos”. Creo que lo segundo, Esther me lo mostró…”

IMG_6361 Panorama
Cuando cedemos voluntariamente nuestro ser a lo que los demás perciben, deducen y juzgan de nosotros mismos, cedemos nuestra libertad. En muchas ocasiones nos vemos a través de lo que pensamos que los demás ven en nosotros.
Es fundamental recuperar el espíritu de Esther. Dejar de ponerlos límites, dejar de lado nuestros miedos, construir la realidad que deseamos… No pongamos puertas al campo de nuestra existencia…
Rosa Franco

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.