I Jornada Cáncer y Trabajo

 

 

Estamos aquí para pasar una tarde de trabajo juntos . Las personas que nos hemos reunido aquí nos vemos obligados de una u otra manera a relacionarnos unos con otros. El propósito de esta Jornada es escucharnos y comprendernos.

Cuando desde la Asociación ReGenera y el Proyecto Integra(das) vimos la necesidad que teníamos de crear un marco de convivencia donde el nuevo paciente , activo , joven y superviviente, pudiera expresar a los organismos y empresas sus nuevas necesidades , algunos amigos nos dijeron que con el cáncer esto no era necesario , ya que había mucha sensibilización sobre esta enfermedad. Nuestros amigos no habían pasado por el diagnóstico. Compartimos la opinión de que la sociedad está sensibilizada , pero la realidad es otra. El tejido empresarial español está formado en un 90% por PYMES , y la ley dificulta a éstas aplicar políticas sociales y de integración a la vida laboral como a nosotros , los pacientes, nos gustaría.

También otro miembro de ReGenera nos dijo que últimamente organizábamos muy pocas actividades relacionadas y relativas al mundo económico. Es ahora ese momento: vamos hablar de economía , la de todos , porque vamos hablar del Derecho al Trabajo. De los derechos que pueden desaparecer cuando te diagnostican una enfermedad, y tendrás la doble condena, la del diagnóstico, el estigma de la enfermedad y las dificultades laborales.

Pero no queríamos que fuera una Jornada dónde enfaticemos en el victimismo, queriamos enfatizar en la colaboración, en la concienciación y en la movilización (hacer cosas juntos para avanzar en hacer efectivos los derechos que en esta sociedad nos hemos reconocido).  En el espíritu de la creación de ReGenera siempre ha estado la economía del bien común y en el espíritu de la creación de Integra(das) siempre estuvo, precisamente,  integrar a todas las partes que forman parte de este largo proceso y empoderar al paciente en la toma de sus decisiones , pero cuidado con el término que podría llevarnos a la individualización y por tanto alejarnos de la cohesión social.

El reto que nos plantemos es complicado: al igual que ahora ya sabemos que biológicamente hay una gran variedad de cánceres y que cada vez más los tratamientos biológicos son individualizados, nuestro reto es llegar a comprender que la incorporación al trabajo de estos pacientes también debe ser lo más personalizada e individualizada posible. Para ello tenemos que incorporar las medidas psicosociales a las valoraciones. Porque no hay una única manera de vivir esta experiencia y tenemos el derecho de sentir y expresar todas las diferentes emociones.

Garantizar la protección laboral y el bienestar económico de las personas enfermas de cáncer. Dar soporte a las personas afectadas comporta reconocer el impacto de las secuelas de los tratamientos y garantizar sus derechos económicos. Cada año 215.000 personas son diagnosticadas de cáncer. A muchas de ellas la enfermedad y los tratamientos les causarán una serie de secuelas que les impedirá reincorporarse a un mercado laboral caracterizado por su escasez y su discriminación de edad y género  pero también de enfermedad.

Las personas afectadas se ven abocadas a la pobreza, a la precarización y a la exclusión social, en muchos casos .

Las cicatrices invisibles son las secuelas a nivel emocional y socioeconómico que no se destacan en los titulares de prensa de las campañas de concienciación.

La supervivencia no consiste en alargar la vida sino en garantizar una vida digna.

Estas críticas suelen estar silenciadas por 2 motivos:

El primero hace referencia a las instituciones y algunas organizaciones que tienen puesto el enfoque en la supervivencia biológica y no tanto en que sea una supervivencia digna.

El segundo, reflexiona sobre el sentido de la supervivencia, visibiliza el impacto de las secuelas, identifica los factores estructurales que ponen en peligro el bienestar después de los tratamientos y enfatiza que no se ha de confundir la calidad de vida o la salud. El discurso oficial tiende a confundir la supervivencia con la salud.

La OMS recuerda que la salud no es la ausencia de la enfermedad

El bienestar biológico, psicológico y social, esa integración, es salud.

La salud, por tanto, también depende de la coordinación de las políticas ligadas al empleo, a la atención a la  discapacidad y a los servicios sociales.

Encontramos  entre el público muchos pacientes que se animaron a preguntar, sobre cuestiones generarles ,ya que el motivo de la Jornada era poder trabajar y poner las bases generales de cómo mejorar el sistema existente no de responder a cuestiones individuales . Pero sí que en las 3 mesas se intentó recoger la diferente casuística, desde pacientes a las que les han concedido la IP sin quererla y alejándolas de sus proyectos vitales como otras que con 60 años no se sienten capaces de hacer su trabajo y por ello han de dejarlo en menoscabo de su renta y de su jubilación.

Capítulo aparte son los desempleados y los autónomos. Estas situaciones son reales y frecuentes en un País donde hemos tenido el 26% de paro y donde la cotización del autónomo nos sitúa en las tasas más altas frente a los otros países de la UE .

Podríamos pensar en muchas propuestas, por ejemplo en:

Fomentar la ocupación a través de subvenciones a las empresas, programas de segunda oportunidad, medidas de reciclaje profesional y ayudas económicas.

Incorporar la perspectiva laboral desde el minuto 0 del diagnóstico de un cáncer, para instaurar una rehabilitación ligada a esa situación y ese tratamiento, específicamente

Asegurar jurídicamente la no discriminación por razón de enfermedad etc… podríamos, podemos, pensar muchas propuestas, este fue el fin de estas jornadas: reflexionar sobre lo que tenemos y hacer propuestas que puedan mejorar la situación en el futuro, en resumen, hacernos ver, hacernos oír.

LA REGENERACIÓN ECONÓMICO-SOCIAL: EMPECEMOS POR LOS AYUNTAMIENTOS

La Regeneración Económico-social: Empecemos por los Ayuntamientos

La Regeneración Económico-social: Empecemos por los Ayuntamientos, próximo 18/Oct/2016

La sociedad está sufriendo una transformación positiva hacia unos valores humanos que en el devenir de los tiempos se estaban olvidando. Estos valores están basados en la defensa del medio ambiente y en un consumo sostenible que no afecte a nuestro entorno. Un modelo más claro sobre la aplicación de los derechos humanos; y especialmente, en la construcción de una sociedad que ponga el énfasis en el bienestar general de todas las personas que la componen.

Además, en la actual coyuntura de crisis política a nivel nacional, los municipios podrán ser los abanderados del proceso de mejora en la transparencia y ética de la gestión económica que la ciudadanía está esperando. El trabajo a nivel municipal con la implicación de distintos agentes sociales es un pilar fundamental del cambio. La Economía del Bien Común propone para ayudar a esa regeneración un modelo económico aprobado por el Comité Económico y Social Europeo, sostenible y orientado a la cohesión social.

Entre los recursos de que dispone para el trabajo con municipios, se encuentra un plan de acción global que tiene en cuenta a todos los colectivos implicados: el pleno municipal, las asociaciones, la red empresarial y la población en general. En dicho plan de acción, la participación ciudadana es un elemento clave de gestión y por ello la implicación individual es importante.

ReGenera Consciencia de Cambio, como coordinadora de la Economía del Bien Común en Murcia, ha organizado un evento donde podamos debatir de manera abierta y participativa sobre las buenas prácticas que ya se están utilizando en más de veinte ayuntamientos en España que de una manera u otra están adheridos a la Economía del Bien Común, y así impulsar la regeneración en la Región de Murcia.

Dicho evento tendrá lugar el día viernes 18 de noviembre a las 19,00 horas en el Salón de Actos del Palacio Almudí, sito en la C/ Plano de San Francisco nº8 de Murcia.

Les esperamos:
ReGenera Consciencia de Cambio

La mente conservadora hacia el colapso

La mayor parte de los estados del mundo están, y lo han estado siempre, dominados por políticas de carácter eminentemente conservador, pues incluso los gobiernos que supuestamente siguen planteamientos más progresistas no dejan de hacerlo de manera superficial respecto a los cambios sustanciales que implicarían un cambio de paradigma vital, y por tanto, no dejan de ser una manera suavizada de seguir planteamientos esencialmente conservadores. La psicología humana, una ciencia absolutamente infra-considerada en la resolución de los grandes problemas de la humanidad, hace perfectamente comprensible esta realidad, pues si bien las personas tenemos motivaciones naturales de libertad, de creatividad y de innovación, es un hecho que en la gran mayoría de individuos estas necesidades están relegas y subsumidas a una necesidad aún más básica y poderosa: la necesidad de seguridad, tanto física como psicológica.
La estructura de la mente humana, configurada evolutivamente en torno a una necesidad muy básica y prioritaria de seguridad psicológica, convierte a la emoción de miedo en la fuerza más poderosa que nos mueve, y nos mantiene así anclados a distintos tipos de estrategias para preservar las sensaciones de estabilidad, comodidad, certeza, control e identidad. Ello implica incluso el hecho de que mayoritariamente los movimientos creativos y transformadores se limitan dentro de un marco esencialmente conservador y no sustancialmente transformador, con reformas que contribuyen a preservar el sistema básico, como las reformas de una casa deficiente para evitar reconstruirla desde los cimientos. Los planteamientos usualmente considerados progresistas y transformadores no dejan de ser, en su mayoría, reformistas en este sentido enmarcado en la conservación básica. Es por esto que se dan aparentes paradojas y hechos llamativos como que los planteamientos económicos más liberales suelen ser a su vez los más moralmente conservadores y tradicionalistas, o que el propio liberalismo económico dominante no deje de ser la forma de conservar las estructuras tradicionales de jerarquía y estatus, competitividad y crecimiento sólo limitado por la capacidad tecnológica que mantienen su inercia desde épocas tribales (y por tanto desde mucho antes de los modernos mecanismos y estructuras capitalistas), o que sólo ante situaciones muy críticas y de necesidad límite el ser humano se vuelque de manera decidida por vías de transformación esenciales (cuando la casa ya se cae a pesar de todas las reformas).
Esto ocurre en el ámbito de la política y la economía tanto como en otras distintas facetas de vida del ser humano (por ejemplo, cambio de unas visiones religiosas a otras más modernas, suavizadas y pseudopsicologizadas, pero que mantienen la esencia de una mentalidad religiosa y especulativa), explicando de manera fundamental los múltiples tipos de autoengaños, negaciones, racionalizaciones, cortoplacismos e ilusionismos (sesgos en el conocimiento, en definitiva), y la elevada benevolencia con las estructuras y sistemas previamente establecidos que de manera constante se dan tanto a nivel individual como social. Estas tendencias en la naturaleza de la mente humana exasperan a menudo a quienes han llegado a constatar como evidente la necesidad de cambios profundos y hasta radicales en muchos aspectos de nuestros sistemas de vida, no sólo para que otras importantes necesidades humanas no queden tan multitudinariamente relegadas y frustradas (libertad y autonomía, realización auténtica de los talentos individuales, afectividad, equidad, apoyo social, contacto con la naturaleza …) sino también para que, incluso por ese mismo desequilibrio sistémico, la anhelada seguridad, estabilidad y control no queden completamente quebrados por el colapso del sistema global, es decir, el colapso de nuestro ecosistema tanto interno como externo, de recursos y necesidades del ser humano y de su biosfera (alteración profunda de los ecosistemas, cambio climático, agotamiento de recursos energéticos, hídricos…). Cualquier desequilibrio excesivo entre las partes de un sistema, ya sea mental, biológico, social, medioambiental… lleva al colapso del sistema total. Y muchos síntomas denotan ya la profundización en ese colapso que ocurre de manera progresiva y no inmediata.
Pero la alternativa deseable a una mente excesivamente dominada por la necesidad de seguridad, la alternativa a una mente descompensadamente conservadora, no puede ser por tanto la pretensión de un giro evolutivo hacia una mente radicalmente progresista, que ponga con el mismo error de desequilibrio los elementos de cambio por encima del cuidado a la seguridad y el control. La alternativa es un giro evolutivo hacia una mente esforzada por ajustarse al conocimiento, por superar sus propias vulnerabilidades al autoengaño y por aumentar ampliamente su marco de conciencia sistémica, tanto en el espacio como en el tiempo sobre los que actúa. Pues un dictado crucial del conocimiento es que la realidad funciona de manera sistémica. En tal sentido, el conocimiento dicta que es preciso desarrollar y actualizar nuestra seguridad, y asegurar nuestro desarrollo, para que tanto una cosa como la otra no colapsen en la ruptura del equilibrio sistémico. Sólo los planteamientos vinculados a una economía ecológica y a una ecología política contemplan esta realidad y responden a un conocimiento no fragmentado, ofreciendo direcciones esencialmente transformadoras desde la base paradigmática para garantizar nuestra seguridad mayoritaria y duradera, verdaderamente sostenible.
El creciente, grave y cada vez menos reversible deterioro de nuestros ecosistemas, de la biosfera que envuelve nuestra vida, es la manifestación más clara de la profundización en ese colapso por ruptura de todos nuestros equilibrios que la mente excesivamente conservadora sigue necesitando obviar para mantener su inercia. Por inalcanzable o hasta imposible que parezca no se vislumbra más solución, por tanto, que una profunda reeducación mayoritaria para reorientar la evolución de nuestra conciencia, de nuestro aparato psíquico, hacia un paradigma de funcionamiento diferente (basado en una conciencia sistémica, integradora, naturalista, científica)… o bien el cambio doloroso, traumático y siempre muy insuficiente ante el creciente e insoportable colapso manifiesto que nos empuje a regañadientes a dar un gran salto paliativo.
Seguimos debatiendo sobre ideologías más o menos pertinentes para la solución de los problemas de la humanidad, pero el primer paso en esa solución es asumir que la esencia de ésta no puede pasar por ninguna ideología, no al menos en lo que se refiere a los elementos centrales de la transformación, a sus principios o valores rectores. Sólo el conocimiento más ajustado posible a los hechos y a sus lógicas implicaciones puede ser una guía sensata, y en tal sentido existe una ética del conocimiento que trasciende las creencias y relativismos filosóficos, y que dicta grandes principios de transformación inapelables para el bienestar humano mayoritario y duradero. El debate y las opiniones caben en cuanto a las estrategias específicas más o menos apropiadas para servir a esos valores, pero no en cuanto a los grandes valores en sí, pues éstos vienen determinados por aquello que a tenor de las leyes de la realidad es preceptivo cuidar para la felicidad humana. No se trata por tanto de que todas las ideas y opiniones sean respetables, sino de entender que debemos trascender todas las ideas y opiniones; no se trata de establecer discusiones y luchas viscerales entre unas y otras visiones, sino del esfuerzo constante, templado y firme por informar y conocer. El adversario del conocimiento no es otra ideología diferente, sino la mera ignorancia, la desinformación y el desconocimiento, que acaban siempre atentando contra sí mismos. Aquí está el gran salto evolutivo en nuestra conciencia, y el cambio paradigmático en nuestros modos de vida.

Pedro Jara Vera
Socio impulsor de ReGenera
Psicoterapeuta. Profesor de Psicología en la Universidad de Murcia.
Autor de Adicción al Pensamiento AR (2016) y El Mundo Necesita Terapia (2013), editados por ReGenera Consciencia de Cambio.

Taller de Iniciación en el Modelo GAIT de Transformación (E. Moliní)

La Escuela ReGenera contó el año pasado con la presencia del reconocido experto en gestión de grupos y dinámicas de transformación social Eugenio Moliní. Los próximos días 30 de Septiembre y 1 de Octubre Moliní vuelve a Murcia para impartir un taller dividido en dos partes, gracias a la iniciativa y organización a cargo de El Eslabón Invisible, que ofrece un 15% de descuento en la inscripción para los socios de ReGenera Consciencia de Cambio, que participa como entidad colaboradora. En el siguiente enlace de El Eslabón Invisible está disponible toda la información necesaria sobre este taller claramente recomendable:

http://eleslaboninvisible.com/las-claves-del-cambio/

 

taller Moliní

XI Kedada Regenera: Conocimiento Ciudadano de Red de Economía Alternativa Social (REAS)

El pasado sábado 30 de abril, pudimos disfrutar en el Albergue de El Valle de una nueva kedada. La que hace número once ha estado diseñada como un encuentro entre los integrantes de REAS en Murcia, al que estaban también invitados socios, simpatizantes o cualquier persona interesada en saber más sobre nuestras actividades.

IMG_6659_

La kedada, sirvió para presentar a los componentes de la asociación en Murcia, difundir las actividades que desarrollan y presentar sus últimos proyectos.
Pablo Baeza nos presentó con detenimiento el Portal de Consumo Responsable, desarrollado por el equipo del Campo de Energía de la Economía del Bien Común en Murcia, promovido por Regenera.

IMG_6644 Panorama_

El grueso de la jornada se centró en desarrollar un trabajo en equipo, dinámico y participativo, para dar respuesta a dos preguntas clave:

  •  ¿Cómo potenciar a las organizaciones integrantes de REAS?
  •  ¿Cómo Incrementar nuestra posición y repercusión en la sociedad con el fin de impulsar los valores que promueve la Economia Alternativa social?

IMG_6711_

IMG_6702_

Las conclusiones fueron bastante enriquecedoras. Sirvan de ejemplo unas cuantas:

  • Utilizar de forma eficiente los medios de comunicación, como redes sociales, para divulgar e incrementar nuestra visibilidad en la social.
  • Posibilidad de formar parte de movimientos con gran repercusión nacional e internacional, con los que existan grandes afinidades, como la EBC.
  • Establecer lazos de colaboración primando la cooperación entre asociados.
  • Potenciar la comunicación y el conocimiento entre los asociados. Promoviendo jornadas lúdicas y participativas, como la kedada , para trabajar en equipo y compartir ideas y soluciones.
  • Concienciar a las administraciones públicas, incrementando nuestra visibilidad ante las mismas.

Finalmente, el cantautor Jesús Cutillas, llenó de belleza y contenido nuestra sobremesa, con un montón de temas para invitar a la reflexión.

IMG_6762_

Sin duda, esta jornada será el principio de otras muchas.

Encuentros Arco Iris: Celebrando la Paz

Con motivo de un inmediato encuentro a celebrar en la ciudad de Teruel, ReGenera se hace eco en este post de uno de esos eventos multitudinarios que vienen realizándose por todo el Mundo desde hace muchos años, bajo el nombre de Rainbow Forum (encuentros arco iris). Para quien desee asistir o conocer más sobre esta iniciativa, al final del artículo se ofrecen los datos de contacto de un murciano vinculado a estas iniciativas:

En estos tiempos de cambio han brotado, en muchos de nosotros, Semillas de Paz que van creciendo y floreciendo e invitándonos a reconocer la esencia que siempre hemos sido: Una Gran Familia Humana, rica en diversidad, y que por excelencia sabe cohabitar en conciencia, amabilidad, respeto, sinceridad y confianza.

Fue por el deseo de rescatar esta fraternidad que nos tenemos unidos como Familia Arco Iris – trabajando por el despertar de conciencia, por un Nuevo Mundo en el que todos los mundos son posibles.

Desde hace más de 40 años se están celebrando por todo el planeta. Teniendo los siete colores como símbolo de la diversidad cultural y humana, la suma de todos en la Luz blanca nos recuerda la unidad, la armonía y el amor que a todos nos une.

¿Cómo se desarrolla este encuentro? compartiendo

Celebrados desde 1972 en entornos al aire libre, abrazan y practican ideales de paz, amor, armonía, libertad y comunidad, como alternativa conscientemente expresada a la cultura consumista, el capitalismo y los medios de comunicación. Estos encuentros son la expresión de un impulso inconformista sobre los estilos de vida insostenibles y explotadores del armonía de los sistemas naturales del planeta.

En los Encuentros Arco Iris, nos reconocemos como Familia

Para vivir este sentimiento de unidad y respeto, se invita a todos los participantes del encuentro a compartir tareas y funciones elementales para la convivencia en comunidad, como comprar la alimentación, almacenarla, cocinarla, garantizar el abastecimiento de agua, actividades creativas y pedagógicas para niños, etc.

En este encuentro no hay ningún fin lucrativo, cada persona que participa aporta en la medida que puede y desea. Compartimos conocimientos y experiencias en forma de talleres, gastronomía, productos de nuestros huertos, nuestro arte… en resumen, todo aquello que se quiera compartir.

Así se desarrollan también un sinfín de actividades culturales, como compartir música tradicional, nociones de ecología, alimentación consciente, tai chi y yoga, pintura, música y muy buenos momentos.

Y por supuesto, sin la intervención de dinero. Queremos confirmar que compartiendo lo que tenemos, sin miedo a perder, generábamos abundancia para todos.

Siempre sobre la base del máximo respeto, conciencia y sentimiento fraterno, creamos lazos de respeto y confianza.

¿Y para qué todo esto?

Para desarrollar en comunidad nuestras propias capacidades estimulando la autoestima y la confianza en uno mismo y en la comunidad, respetando siempre el lema de un mundo dónde todos los mundos son posibles

-Como llegar al que se celebrara en España desde el 24 de Septiembre al 23 de Octubre:

Desde la cuidad de Teruel por la autovía dirección Valencia es la salida de Mora de Rubielos. En este pueblo se coge la carretera A-232 dirección Castellón y llegaremos hasta el pueblo de fuentes de Rubielos. Una vez pasamos fuentes de Rubielos a 1 km más o menos nos cogeremos una pista a la izquierda km 38 más o menos(carretera de tierra), si llega a un ecoparque (lugar de reciclaje) es que te has pasado, como referencia.. Seguir por el camino más grande habrá un primer cruce nada mas coger la pista de tierra, por la izquierda. Seguimos y encontramos otro cruce, por la izquierda, o sea el más grande. El siguiente cruce sera por la derecha. El siguiente por la derecha ( enebro de la muela). El siguiente cruce es por la derecha hasta unas casas que hay y hay dejamos el coche para continuar a pie. La pista (carretera de tierra) desde que la cogemos en la carretera hasta las casas son unos 5 km. Una vez en las casas dejamos el coche y sale un camino por la izquierda andamos por el camino mas grande hasta que se acabe el camino y welcome home. Desde las casas hasta el lugar hay unos 2 km más o menos cuesta hacia abajo como buscando el rio..

www.rainbowforum.net
www.rainbowgatherings.org

Contacto para consultasen Murcia: Joserro.velasco@hotmail.com

Que todos los votos cuenten lo mismo. Apoyamos el cambio de la ley electoral

Change.org recoge la iniciativa de un particular que solicita el cambio de la actual Ley, que perpetúa desde la llegada de este sistema “democrático”, un tipo de desigualdad no conocido por todas las personas que ejercen su voto.

A saber, tu voto no vale lo mismo según lo emplees para apoyar a uno de los dos grandes o al resto de partidos.
Al PP y PSOE, un escaño le cuesta 65.000 votos, al resto, 300.000.

¿Te parece justo? ¿Crees que es democrático?

Desde Regenera, apoyamos esta iniciativa.

Puedes encontrar la información en estas dos peticiones:

El equipo Coordinador de Regenera

Los partidos políticos y el saqueo de los fondos públicos

(artículo original en Compromiso Empresarial)

A raíz de la reciente comparecencia en la Comisión Constitucional del Congreso del fiscal general del Estado, Eduardo Torres Dulce, y del presidente del Tribunal de Cuentas, Ramón Álvarez de Miranda, tanto CIU como el PSOE reclamaron que se aumentase la financiación pública a los partidos políticos, que había disminuido sensiblemente tras la crisis.

Según informa El Mundo, los partidarios de estas formaciones “consideran una contradicción que se pretenda combatir las donaciones irregulares que reciben de los particulares, al mismo tiempo que se les niega el alimento público”.

A la misma tesis se sumo el director del Centro de Estudios Políticos y Constitucionales, Benigno Pendás, para el que “la sociedad debe saber que financiar a los partidos es contribuir claramente a la democracia”.

Como señaló la Fundación Compromiso y Transparencia el pasado año Transparencia, el mejor eslogan; 2012, “ya en el 2012, durante la tramitación de la reforma de la Ley Orgánica de Financiación de Partidos Políticos, se suscitó una discusión sobre la conveniencia de suprimir las donaciones como fuente de ingreso para los partidos, argumentando que la subvención era la única vía de financiación transparente y no sujeta a posibles conflictos de intereses”.

Así, por ejemplo, el representante del BNG, Jorquera Caselas, afirmaba que: “La financiación pública asegura una mayor transparencia a la hora de conocer las fuentes de ingresos de los distintos partidos políticos, y asegura también la independencia de los partidos políticos con respecto a los grandes lobbies y grupos de presión económica, algo fundamental si no queremos que se devalúe la democracia”.

En realidad, este argumento está claramente desenfocado. El problema no reside en el origen de fuentes de ingresos sino en su opacidad. Nada hay que objetar a los donativos privados de personas e instituciones si se conoce su origen y se establecen límites y condiciones para su aceptación con el fin de evitar posibles conflictos de intereses.

Pero, además, la defensa de la subvención pública como principal fuente de ingresos supone aceptar que los partidos políticos forman parte de la estructura del Estado y negar, por el contrario, que son una iniciativa más de la sociedad civil.

Como podemos ver lo que está en juego detrás de esta visión es muy importante, nada más y nada menos que el papel de la sociedad civil y el control de la actividad política.

Los partidos políticos ni son entes públicos ni forman parte de la estructura organizativa del Estado, aunque sus integrantes defiendan lo contrario ante la creciente pérdida de apoyo por parte de la sociedad.

Si bien, son mayoría los países que siguen un modelo mixto (público y privado) para financiar los partidos políticos (EEUU y Gran Bretaña son la excepción), casi todos los países europeos imponen limites al porcentaje de financiación pública que los partidos pueden recibir.

En casi ninguno de los países europeos la financiación pública de los grandes partidos supera el 50% del total. En el caso de Alemania se ha establecido la regla de que la financiación pública no puede ser superior a la privada. España es uno de los pocos países que no impone un límite a la financiación pública.

No es cierto que la financiación pública a los partidos haya disminuido por efecto de la crisis. Como señala el último informe del Tribunal de Cuentas de los ejercicios 2009, 2010 y 2011 sobre fiscalización de los estados contables de los partidos políticos y de las donaciones de las fundaciones políticas vinculadas orgánicamente: “Durante el periodo fiscalizado (ejercicios 2009, 2010 y 2011), los recursos procedentes de la financiación pública percibidos por los partidos políticos con representación en el Congreso de los Diputados o, en su caso, en los Parlamentos autonómicos han supuesto un total de 287,1 millones de euros, 247 millones de euros y 316 millones de euros, respectivamente, según la información remitida al Tribunal de Cuentas por las instituciones otorgantes”.

Cuando se afirma que las subvenciones públicas a los partidos políticos han disminuido sensiblemente durante la crisis se tergiversa la realidad.

Los partidos políticos reciben muchas subvenciones de todos los estamentos de la administración pública: central, autonómica y local.

Esas ayudas se suelen agrupar en dos grandes partidas: subvenciones para el funcionamiento y subvenciones para la financiación de los procesos electorales.

Si revisamos el informe del Tribunal de Cuentas del periodo 2009 a 2011 comprobaremos que la cuantía de las subvenciones anuales para el funcionamiento de los partidos políticos ¡sólo disminuyó en un 1,3%!, y las subvenciones para la financiación de los procesos electorales aumentaron de 46 millones en 2009 a 77 millones en el 2011.

Si a lo anterior añadimos las subvenciones recibidas por las fundaciones políticas vinculadas orgánicamente a los partidos, cuya cuantía ignoramos porque esas transferencias de fondos públicos, sorprendentemente, no están sometidas al control del Tribunal de Cuentas, existen muchas razones para recelar de las afirmaciones de los políticos.

Lo cierto y verdad es que los partidos políticos desde su creación han diseñado paso a paso un complejo entramado de ayudas públicas en beneficio propio que constituye, como denunció el catedrático y diputado popular Gaspar Ariño, un auténtico “saqueo a las arcas públicas”.

En efecto, si analizamos los datos disponibles sobre las subvenciones públicas otorgadas a los partidos políticos desde su origen (1978) hasta la fecha (2011), comprobaremos que éstas se han multiplicado por 31 o, lo que es lo mismo, se han incrementado en un ¡3.160%!

evolucion donaciones

Fuente: La tabla ha sido elaborada por la Fundación Compromiso y Transparencia con datos extraídos de de la obra “La financiación de los partidos políticos”; Gaspar Ariño; Edit. Foro de la Sociedad Civil, 2009 para el periodo 1978-2005 y de los informes del Tribunal de Cuentas disponibles en la web para el periodo 2006-2011.

En realidad, los partidos políticos son las únicas instituciones que no han visto mermada su financiación pública durante esta crisis.

Por el contrario, las ONG si han sufrido importantes recortes en la financiación pública (en torno al 11%), como pone de manifiesto el reciente estudio La reacción del Tercer Sector Social ante la crisis, elaborado por Esade. Por no hablar del sector cultural, sin duda el más perjudicado de esta crisis: con un 17% de recorte para el Inaem, un 13% de los museos estatales o el 35% del Instituto de Cinematografía.

Pero así como las ONG han sabido reaccionar ante la falta de fondos públicos y aumentar los recursos privados, los partidos se han mostrado totalmente incapaces.

En efecto, contrariamente a lo que la intuición nos pueda sugerir, durante las crisis económicas las ONG suelen experimentar un incremento en las donaciones privadas.

El estudio más conocido es el de la Universidad de Indiana (Giving During Recessions and Economic Slowdowns; Center on Philanthropy at Indiana University. Giving USA Spotlight, Issue 3, 2008), que investigó las tendencias de las donaciones durante un período de 40 años (1967-2007) en el que tuvieron lugar varias recesiones económicas y llegó a las siguientes conclusiones: los donativos aumentaron un 0,8% y las organizaciones que trabajaban en el sector social experimentaron un aumento del 0,7% en los periodos de recesión. El aumento fue de un 5% en los periodos de recesión más largos.

En España también se ha producido un aumento significativo de la financiación privada en las dos principales ONG (Cáritas y Cruz Roja, que en conjunto suman casi 800 millones de euros de ingresos anuales). Cáritas experimentó un aumento del 45% en los ingresos privados del 2008 al 2012 y Cruz Roja aumentó los ingresos de cuotas de socios un promedio de un 5% cada año en el periodo 2008-2012. Lo cual muestra que la población sabe discriminar y ayudar a las organizaciones que le merecen credibilidad durante las crisis.

Es verdad que es más difícil controlar el origen de los donativos que el de las subvenciones, pero también es cierto que el número de donativos que recibe una organización es la mejor prueba para comprobar la base social de apoyo con la que cuentan los partidos.

Durante el año 2011 los ingresos provenientes exclusivamente de cuotas periódicas, descontando las cuotas procedentes de cargos públicos (es práctica habitual que los cargos electos y los directivos de los partidos paguen un porcentaje del sueldo que reciben al partido), ascendieron a 28.379.824 euros, es decir, únicamente un 9% de los ingresos totales de los partidos políticos procede de las cuotas de socios propiamente dichas.

El director del Centro de Estudios Políticos y Constitucionales, Benigno Pendás, equivoca su diagnóstico. La sociedad sabe discernir perfectamente entre aquellas organizaciones en las que puede confiar y las que no merecen su confianza, especialmente en los periodos de crisis.

Si la población ha dejado de apoyar a los partidos políticos no es porque considere que la financiación en general pueda poner en peligro la salud democrática, sino porque ya no cree en la voluntad de recuperación de estos enfermos.

Por Javier Martín Cavanna