CRÓNICA DE LA 7ª KEDADA REGENERA


El pasado día 21 de Septiembre celebramos nuestro séptimo encuentro en abierto con socios de ReGenera, así como con un buen número de personas  afines que simplemente deseaban conocer nuestra actividad y compartir una jornada amigable con nosotros. El albergue “El Valle” volvió a acoger a unas 40 personas que en una actitud muy participativa mostraron sus inquietudes, sus dudas y sus sugerencias para conocer el trabajo de nuestra asociación y para enriquecerlo con ideas de las que tomamos buena nota, y que abren nuevas vías en este apasionante proyecto.

Tras las presentaciones, que desembocaron en un improvisado y valioso debate sobre la educación infantil y las nuevas orientaciones que requiere, surgió de hecho un nutrido grupo de interés para seguir compartiendo sobre esta temática en encuentros sucesivos a los que serán convocados, y trabajar en el diseño de iniciativas reales de transformación educativa.

A continuación, Antonio Ángel y Pepe Valcárcel nos contaron cómo fue su reciente y provechosa visita a La Fageda, esa empresa catalana que en muchos sentidos puede inspirar nuestro proyecto. Y entre otras cosas, nos trajeron el compromiso de su fundador y director para venir a Murcia en Mayo, con una conferencia y un pequeño curso que recogeremos en nuestra Escuela.

IMG_4138 Panorama

José Miguel nos puso al tanto de algunas novedades y próximos eventos, como un próximo taller de iniciación a la meditación que impartirá Alejandro, la co-organización de unas jornadas sobre diversidad cultural en Noviembre, y una conferencia-coloquio el próximo 20 de Diciembre que servirá como presentación del libro “El Mundo Necesita Terapia”, cedido por Pedro Jara para su edición y libre distribución a cargo de ReGenera. Además, informamos de las próximas reuniones del grupo coordinador, a las que cualquier persona interesada puede asistir, y dimos a conocer nuestro interés y solicitud de colaboración para ir buscando un local propio para nuestra asociación.

Completamos la mañana explicando las líneas maestras de cómo se encuentra y en este momento está proyectada nuestra Escuela, y a partir de aquí pudimos recoger muchas ideas, críticas y aportaciones de mejora, incluso en lo referido al propio nombre con el que mostrarnos a la sociedad. El debate está abierto, y ahora toca considerar estas aportaciones y seguir construyendo pasos reales.

Y tras una mañana participativa y productiva, y un arroz  que esta vez salió rico rico… pasamos al aire libre para escuchar la interesante exposición de nuestro compañero Tano Gutiérrez sobre las lecciones que nos enseña la naturaleza, según el trabajo educativo con niños que ha realizado en este sentido, y sobre el que pudo aquí despertar un nuevo debate del que recoger nuevas ideas de los participantes para seguir adelante con este valioso proyecto.


P1360898 PanoramaFotografía: Rubén López Pérez

Atracción por el liderazgo carismático

(Este artículo es un extracto de libro de próxima publicación “El Mundo Necesita Terapia”)

Los humanos mostramos una inclinación por aquellos métodos, comportamientos y consejos de congéneres respetables y de alto rango, los cuales apenas cuestionamos. Esta tendencia aparentemente innata conduce a las personas a adoptar las técnicas y los modelos transmitidos por vía cultural, aunque no entiendan en absoluto sus fundamentos (Grüter, 2013). Aunque este aprendizaje por conformidad e imitación ha aportado indudables ventajas evolutivas a nuestra especie, constituye también una limitación en muchos sentidos. La naturaleza fuertemente emocional del ser humano lo hace propicio para depositar su confianza en el liderazgo carismático, mucho más que en el liderazgo racional basado en la capacidad y conocimiento objetivos. Superar esta limitación implica de nuevo una maduración personal individuo a individuo. El carisma del líder (político, social, religioso o de cualquier tipo) viene dado por aspectos que estimulan la dimensión emocional de las personas (sus deseos e ilusiones, la necesidad profunda de seguridad, las fantasías y reafirmaciones de su ego…),  y ello se asocia, bastante más que al “contenido” objetivo del líder (sus argumentos, sus capacidad, su conocimiento), a sus aspectos formales, los cuales son por completo independientes de la calidad de su contenido (su aspecto físico, el éxito que representa, la calidad formal y emocional de su oratoria, su capacidad para activar resortes emocionales como miedos y esperanzas de los liderados…). En este sentido, el liderazgo carismático tiene más poder sobre las personas en tanto en cuanto estas personas tienen un nivel de madurez más bajo, de libertad mental, equilibrio interior y autoconocimiento más precarios.

Es de todos conocida la tendencia de la población adolescente a seguir de forma ciega a líderes sociales como cantantes, deportistas o actores, ante lo cual, a menudo los adultos nos mostramos jocosos. Pero con una estructura similar, más allá de la adolescencia las personas pueden seguir con igual ceguera a los líderes políticos, económicos, culturales o religiosos. La evolución de la edad en este caso no implica maduración real, puesto que no cambia mucho la estructura del liderazgo dominante, sino sólo el ámbito de la vida al que se refiere. Una vez más, meras reformas que no tocan de forma esencial la estructura.

Incluso las personas más inteligentes y formadas en términos de erudición, por su falta de sabiduría y lucidez pueden seguir ciegamente a este tipo de líderes. La fuerte necesidad de las personas de integrarse en algún grupo, y de reforzar su identidad a través de él, juega poderosamente a favor de este mecanismo (Aronson, Wilson y Arket, 2005). Un ejemplo a menudo comentado y especialmente dramático de todo esto fue el seguimiento masivo que tuvo un gran líder como Hitler (producto y víctima de sus propios complejos y carencias psicológicas personales), incluso por parte de personas supuestamente muy capacitadas e inteligentes. En la retrospectiva del tiempo, casi todos vemos con claridad (incluso muchos de aquellos mismos seguidores) el disparate y la ceguera de aquellas personas que, bajo convicciones profundas, dieron vida al nazismo y sus terribles consecuencias. Aventuro que mucho más adelante, en la retrospectiva del tiempo, casi todas las personas verán con claridad meridiana, como algo obvio, el disparate y la ceguera con que la masa dominante de nuestra sociedad contemporánea conduce sus vidas, fabrica a sus líderes, se deja guiar por ellos, extermina progresivamente su planeta y construye su propia infelicidad. Y siempre bajo convicciones profundas y aparentemente sensatas.

Pedro Jara Vera

Profesor de Psicología. Psicoterapeuta e impulsor de Regenera.

7ª KEDADA REGENERA. Sábado, 21 de septiembre. 11 horas. ALBERGUE EL VALLE

Confirmamos el Albergue de El Valle como lugar de reunión, abierta a personas asociadas y cualesquiera que deseen conocernos y pasar un día juntos. La Kedada tendrá lugar el sábado 21 a las 11h.

Nos hemos asegurado que el cocinero será el mismo de la primera vez (las personas que probaron la paella se acordarán).

Para las personas que no conocen el lugar, las indicaciones de cómo llegar:


Ver mapa más grande

Temas que abordaremos:

– Breve introducción a Regenera

– Información de novedades:

  • visita que realizaremos a La Fagueda (Girona), el próximo miércoles 18;
  • preparación taller de Introducción a la meditación
  • próxima reunión para definir destinatarios de la Escuela
  • gestión de local para la Asociación
  • próximas actividades hasta diciembre.

– Presentación de la Escuela de Vida y decisión del lema o mensaje que la acompañará, con debate y aportaciones de tod@s

– Charla: Lecciones de la Naturaleza a cargo de Tano Gutiérrez.

– Debate para introducir alguna variante en el punto 6 de nuestro Manifiesto (verlo más abajo), acerca de conservar la Naturaleza o aprender de ella.

CONFIRMACIÓN DE ASISTENCIA

La comida será a las 14,30, al precio de 10€ (ensalada, arroz con  pollo o verdura, agua y postre. La Asociación servirá un pequeño aperitivo y vino (cerveza, se abona aparte).

ROGAMOS CONFIRMAR para poder reservar la comida, escribiendo a info@regeneraconsciencia.org, o llamando a José Miguel al 626 56 54 55

6. Planeta tierra. Mantenemos la premisa de que la Tierra no es de nadie y es de todos. Por lo tanto, el respeto y compromiso con el planeta es esencial en nuestro comportamiento individual, social y económico-empresarial, y es coherente con nuestro principio general de retorno a la sencillez.

Más información en Facebook y Twitter.

Las organizaciones pro transparencia denuncian la tibieza de una ley totalmente insuficiente

Artículo originalmente publicado en Acess-Info

La Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados ha dado hoy carpetazo –con los votos a favor de PP, CiU y PNV, la abstención por error del PSOE y el ‘no’ del resto de grupos- al debate de enmiendas del Proyecto de Ley de Transparencia, Acceso a la Información y Buen Gobierno, y remite su texto al Pleno del Congreso. Superado este primer trámite parlamentario y con la conformidad del Pleno, que lo valorará en septiembre, el Senado acogerá el proyecto de ley para avanzar hacia su definitiva aprobación.

Las organizaciones que remitimos este comunicado, Access Info Europe, la Fundación Ciudadana Civio y Qué hacen los diputados, hemos tratado durante meses de dialogar y convencer a los distintos grupos parlamentos de que únicamente introduciendo ciertos cambios sustanciales, suprimiendo algunas limitaciones y abordando la norma con un sentido de la responsabilidad y algo de valentía, este texto -que llega con años de retraso y en el transcurso de una crisis de confianza institucional cuyo alcance está aún por valorar- podría servir de base para un régimen de transparencia eficaz, de garantía para el ciudadano y sólido en el cumplimiento de los estándares internacionales.

Rechazo al reconocer un derecho fundamental

El Gobierno ha dejado clara su intención de no reconocer el derecho de acceso a la información como un derecho fundamental. Se sostiene para ello en valoraciones del Tribunal Constitucional y del Tribunal Supremo anteriores a 2003 que, según nuestros análisis, no tratan en profundidad el asunto de si la Constitución incluye, en el ámbito de la libertad de expresión, el derecho de acceso a la información. Así ha sido reconocido en muchos países de nuestro entorno y en entidades internacionales de Derechos Humanos.

De hecho, esta postura nos sitúa por debajo de los estándares internacionalmente reconocidos que rigen la transparencia y el derecho a la información, cuyo reconocimiento más reciente como derecho fundamental se produjo el pasado 25 de junio por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

A pesar de que los grupos parlamentarios de UPyD e Izquierda Plural pedían también en España este reconocimiento en sus baterías de enmiendas, el derecho de acceso a la información nacerá lastrado y débil frente a normas fundamentales como el derecho fundamental a la protección de datos.

Una norma con poco alcance

Como hemos denunciado reiteradamente, el proyecto de Ley de Transparencia continúa excluyendo de su alcance [a través del artículo 15 (nuevo artículo18)] numerosa información de interés para el ciudadano. Se trata de notas, informes internos, memorandos o comunicaciones internas que generalmente tienen un peso importante en las decisiones de tipo político o administrativo. Esta información queda fuera de la ley y podría suponer para España la imposibilidad de suscribir el Convenio del Consejo de Europa de Acceso a Documentos Oficiales, cuya definición de información es más amplia y resulta incompatible con todas estas exclusiones.

Por otra parte, consideramos muy positivo que las entidades privadas con un 40% de financiación pública a través de ayudas o subvenciones o más de 100.000 euros anuales del erario deban someterse también a la Ley de Transparencia.

Pero este apartado no incluye, por ejemplo, a las empresas que reciban ese porcentaje de su presupuesto vía contratos públicos o a las que se dedican a gestionar servicios públicos privatizados, por ejemplo. Además, aunque finalmente se han incluido, entidades como las formaciones políticas, los sindicatos, las patronales empresariales y otros órganos privados se verán eximidos de dar a conocer otra información económica, estadística o presupuestaria que no sean subvenciones o contratos con la administración. Abogamos por que cumplan la reiterada promesa del gobierno de hacer estas instituciones más transparentes.

El órgano de revisión so será independiente

El Consejo de la Transparencia, el órgano que debe velar por el cumplimiento de la ley, no estará adscrito al Ministerio de Hacienda -como estaba previsto-. Aunque la norma no aclara el proceso de elección de los miembros de su comisión, sí deja claro su origen. Serán: un diputado, un senador, un representante del Tribunal de Cuentas, un representante del Defensor del Pueblo, un representante de la Agencia Española de Protección de Datos, un representante de la Secretaría de Estado y Administraciones Públicas, y un representante de la Autoridad de Responsabilidad Fiscal. La vinculación de la mayoría de estos miembros con el Ejecutivo pone en duda la futura independencia del organismo, cuyo presidente, además, será nombrado directamente mediante Real Decreto por el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, aunque deberá ser refrendado en el Congreso.

Concluye así más de un año de trabajo en el Congreso. Lo que las tres organizaciones firmantes sacamos en claro es que de un proceso de tramitación tan opaco como el que ha rodeado a esta ley –dirigido por el Ministerio de Presidencia y ejecutado desde la Secretaria de Estado de Relaciones con las Cortes-, surge una ley poco ambiciosa, laxa, con pocas garantías de proteger un derecho ciudadano y con escasas expectativas de eficacia contra la opacidad institucional y la corrupción.

Por ello, Access Info Europe, la Fundación Ciudadana Civio y Qué hacen los diputados lamentamos que se haya desaprovechado esta gran oportunidad.

Los 20 puntos de la Economía del Bien Común

La Economía del Bien Común (EBC) presenta un modelo económico alternativo que supera la dicotomía entre capitalismo y comunismo, para maximizar el bienestar de nuestra sociedad. La asociación ReGenera se responsabiliza de la coordinación del Campo de Energía (Grupo de trabajo) de la EBC – Murcia. Esta semana, la EBC participará en Univerde (Murcia), por lo que aprovechamos para presentar los 20 puntos que resumen la propuesta (texto modificado y adaptado de la web de la Economía del Bien Común.):

1. La economía del bien común se basa en los mismos valores que hacen florecer nuestras relaciones: Confianza, Cooperación, Aprecio, Democracia, Solidaridad. Distintas investigaciones científicas sugieren que conseguir buenas relaciones es la mayor fuente de motivación y felicidad de los seres humanos.

2. El marco legal económico experimenta un giro radical, cambiando las coordenadas ‘afán de lucro-competencia’ por ‘cooperación-deseo de bienestar público’: Los empresarios con espíritu de cooperación serán recompensados. La actitud competitiva conlleva desventajas.

3. El éxito económico no será medido primando la cantidad de dinero obtenido, sino con el balance del bien común (a nivel de empresas) y el producto del bien común (a nivel de sistema). El balance del bien común se convierte en el balance principal de todas las empresas. Cuanto más social, ecológica, democrática y solidaria sea la actividad, mejores serán los resultados del balance del bien común alcanzados. Mejorando los resultados del balance del bien común de las empresas en una economía nacional, mejorará el producto del bien común.  

4. Las empresas con buenos balances del bien común disfrutarán de ventajas legales: tasas de impuestos reducidas, aranceles ventajosos, créditos baratos, privilegios en compra pública y a la hora de reparto de programas de investigación, etc. La entrada en el mercado se verá, por tanto, más favorecida para los productos y servicios de actores éticos, que los de los no-éticos, indecentes y no ecológicos.

5. El balance financiero será el balance secundario. El beneficio financiero pasa de ser fin a ser medio. Éste sirve sólo para aumentar el ‘nuevo’ fin empresarial: Aportación al bien común. Los excedentes del balance financiero deberán utilizarse para: inversiones con plusvalía social y ecológica, devolución de créditos, depósitos en reservas limitadas, bonificación a los empleados de forma restringida, así como créditos sin intereses a empresas cooperadoras. No se utilizarán los excedentes para bonificar a personas que no trabajan en la empresa, adquisición hostil de otras empresas, inversión en mercados financieros (éstos dejarán de existir), o aportaciones a partidos políticos.

6. Como el beneficio financiero es ahora un medio, y deja de ser un fin, las empresas pueden esforzarse hacia su tamaño óptimo. No tienen que temer ser adquiridas, o sentirse obligadas a crecer para ser más grandes, más fuertes o con mayores beneficios. Todas las empresas están liberadas de la presión del crecimiento o anexión.

7. Existiendo la posibilidad de aspirar sin miedo al tamaño óptimo, habrá muchas empresas pequeñas en todas las ramas. Como no tienen que crecer más, les será más fácil cooperar y practicar la solidaridad. Se pueden ayudar mutuamente con conocimientos, tecnología, encargos, personal o créditos sin interés. Serán recompensados con resultados del balance del bien común positivos. Las empresas van formando una red de aprendizaje solidaria, la economía se transforma en un sistema ‘win-win’.

8. Las diferencias de ingresos y riqueza se limitan mediante debate y por decisión democrática: ingresos máximos de 20 veces el salario mínimo, por ejemplo. Propiedades que no excederán los 10 millones de euros, el derecho de cesión y herencia, 500.000 euros por persona, en empresas familiares a 10 millones de euros por hijo. El excedente sobre estos límites se repartirá en forma de “dote democrático” entre todos los descendientes de la siguiente generación: el mismo de ‘capital inicial’ significa mayor igualdad de oportunidades (los márgenes exactos deberán ser definidos democráticamente en una asamblea económica).

9. En grandes empresas, a partir de un elevado numero de empleados (por ejemplo, más de 250), los derechos de decisión y propiedad pasan parcial y progresivamente a los empleados y ciudadanos. La población podrá estar representada a través de “parlamentos económicos regionales”. El gobierno no posee derecho decisorio o de intervención en empresas publicas.

10. Esto es igualmente válido para los bienes democráticos, la tercera categoría de propiedad, junto a una mayoría de pequeños y medianos empresarios y grandes empresas de propiedad mixta. Por bienes democráticos entendemos instituciones económicas públicas en campos de enseñanza, salud, acción social, movilidad, energía, o comunicación: la infraestructura básica.

11. Un bien democrático importante es el banco democrático. Éste sirve, como todas las empresas, al bien común y, como todos ellos, controlado por la ciudadanía soberana y no por el gobierno. Sus servicios consisten en depósitos de ahorro garantizados, cuentas corrientes gratuitas, créditos de interés reducido y créditos de riesgo social. Los mercados financieros en la forma actual ya no existirán.

12. Siguiendo la propuesta de John Maynard Keynes, se establece una cooperación monetaria global en base de una unidad de cálculo (“globo”, “terra”) para el comercio internacional. A nivel local, monedas regionales pueden complementar la moneda nacional. Para protegerse de la competencia injusta, la UE una zona de comercio justo (Zona del Bien Común) con estándardes armonizados o en la que la tarifas aduaneras estén en consonancia con el resultado del Balance del Bien Común de la empresa productora. A largo plazo, la meta es una Zona del Bien Común en la ONU.

13. A la naturaleza se concede un valor propio, por lo cual no puede transformarse en propiedad privada. Quien necesita un pedazo de tierra para vivir, agricultura o comercio, puede utilizar una superficie limitada de forma gratuita o pagando una tasa de utilización. El uso de la tierra está condicionado a criterios ecológicos y al uso concreto. Esto será el final de la especulación inmobiliaria, la compra de grandes extensiones de tierra en países en desarrollo por parte de grandes compañías y el latifundismo. En contrapartida, se anula el impuesto sobre la propiedad de tierra.

14. El crecimiento económico ya no es un objetivo; sin embargo, sí lo es la reducción de la huella ecológica de personas privadas, empresas y naciones hacia un nivel globalmente sostenible y justo. El imperativo categórico de Kant será extendido a la dimensión ecológica. Nuestra libertad de elegir un estilo de vida determinado encuentra su fin cuando limita la libertad de otros de elegir el mismo estilo de vida o siquiera llevar una vida en dignidad. Personas privadas y empresas serán incentivadas de medir su huella ecológica y reducirla a un nivel globalmente sostenible y justo.

15. El horario de trabajo retribuido se verá reducido escalonadamente hacia la marca, deseada por mayoría, de 25 a 33 horas semanales. De este modo queda tiempo libre para otros tres campos de trabajo de gran importancia: trabajo de relaciones y cuidados (niños, enfermos, ancianos), trabajo de crecimiento personal (desarrollo de la personalidad, arte, jardín, ocio), trabajo en la política y actividades públicas.

16. Por cada diez años de trabajo se disfruta de un “año sabático” que será financiado a través de un salario mínimo sin compromisos. Las personas pueden hacer en este tiempo lo que quieran. Esta medida descarga el mercado de trabajo en un 10 por ciento, estando encaminada a reducir la tasa de desempleo en la Unión Europea.

17. La democracia representativa se complementará con la democracia directa y la democracia participativa. La ciudadanía soberana debería poder controlar y corregir su representación, decretar leyes por sí misma, modificar la constitución y poder controlar las infraestructuras de abastecimiento – ferrocarril, correos, bancos -. En una democracia real los intereses de los representantes y los de la ciudadanía soberana deberían coincidir. Para ello, es necesario el desarrollo de un Derecho General de colaboración y control por parte de la ciudadanía soberana.  

18. Los veinte puntos de la economía del bien común deben madurar en un amplio proceso de base, donde se debatirán antes de que se conviertan en ley por una asamblea económica elegida por voto directo. El resultado será votado por el pueblo soberano democráticamente. Lo que sea aceptado, se introducirá en la constitución y sólo podrá volverse a cambiar con el respaldo de la ciudadanía soberana. Aparte de la asamblea económica del bien común habrá otras convenciones para desarrollar la democracia: convención para la educación, convención para los medios de comunicación y una convención para la creación de bienes democráticos.

19. Para familiarizar a los niños desde una edad temprana con los valores de la economía del bien común y poderlos practicar, se debe construir un sistema educativo orientado al bien común. Esto requiere una forma diferente de colegios así como otros contenidos, por ejemplo: educación emocional, ética, comunicación, educación democrática y experiencia de la naturaleza.

20. En la economía del bien común, el éxito empresarial tendrá un significado muy diferente al que actualmente recibe, se demandarán otras cualidades de liderazgo. Ya no se buscan los directivos más despiadados, egoístas, y ‘racionales con los números’, sino las personas que actúan de forma competente y con responsabilidad social, que son compasivos y empáticos, que ven en la participación una oportunidad y un beneficio, que piensan en la sostenibilidad a largo plazo. Ellos serán los nuevos modelos.